Temas Especiales

27 de Ene de 2022

Economía

Cepal: Panamá con 8,2% del PIB liderará crecimiento de América Latina en 2022

Según el organismo internacional, el país encabeza el crecimiento en la región; sin embargo, los economistas advierten que el desempleo y la pérdida de poder adquisitivo podrían hacer que la cifra caiga

Cepal: Panamá con 8,2% del PIB liderará crecimiento de América Latina en 2022
Cepal: Panamá con 8,2% del PIB liderará crecimiento de América Latina en 2022

En 2022, Panamá se vislumbra como el país cuyo producto interno bruto (PIB) será el de mayor crecimiento en la región, con 8,2%, según las últimas previsiones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal). El denominado 'Estudio económico de América Latina y el Caribe 2021: dinámica laboral y políticas de empleo para una recuperación sostenible e inclusiva más allá de la crisis de la covid-19', fue lanzado en octubre pasado y muestra que a Panamá le siguen por encima del 4% República Dominicana, con 5,5%; El Salvador, con 4,6%; Perú, con 4,4; Cuba, con 4,1 y Guatemala y Paraguay, con 4%, cada uno.

En su reporte, el organismo recuerda que Panamá fue una de las economías que tras varios años de crecimiento sostenido, incluida una variación positiva del 3,0% en 2019, en 2020 el PIB de Panamá experimentó una acusada caída del 17,9%, motivada en parte por las crisis sanitaria y las posteriores restricciones impuestas para contenerla.

Aunque Panamá lidera la tabla de 2022, el país tendrá una caída de casi cuatro puntos porcentuales, ya que el mismo organismo estima que el PIB de Panamá registrará un crecimiento en torno al 12,0% en 2021, y catalogándola, como “una recuperación importante, pero aún insuficiente para alcanzar los niveles anteriores a la pandemia”, destaca la Cepal.

El país se mantiene como líder del ranking en la región, a nivel general, pero para el cierre de 2021, la Cepal cree que cerrará con un acumulado en un rango entre 1,5% a 2,0% ante la reapertura de las actividades económicas y del consumo de los hogares.

En su reporte, el organismo, plantea que las economías deben canalizar sus inversiones hacia los sectores que promuevan un nuevo estilo de desarrollo y que pueden potenciar competitividad, empleo, y bajar la huella ambiental. Estos son: la transición hacia energías renovables; movilidad sostenible en ciudades; la revolución digital para universalizar el acceso a las tecnologías; la industria manufacturera de la salud; bioeconomía y servicios ecosistémicos; la economía del cuidado; economía circular; y el turismo sostenible.

Raúl Moreira, expresidente del Colegio de Economistas de Panamá, considera que el crecimiento se debe a que el país tiene la capacidad, sobre todo si la misma está cimentada sobre las actividades en crecimiento como construcción, comercio al por menor y comercio al por mayor.

De igual forma destacó que han venido demostrando dinamismo en el tercer trimestre de 2021, como transporte, almacenamiento y en el sector agropecuario, que son las actividades que más empleos generan.

Moreira recordó que hasta septiembre de 2021, el PIB llegó a 14,9%, donde 275 mil personas a diferencia de 2019 están desempleadas. “Todavía falta mucho para que las personas de a pie sientan el beneficio de ese crecimiento proyectado a 2022, pues están desempleadas”, dijo. Y agregó: “No vale contar con una economía creciendo alto, cuando la situación social no va igual, debe ir de la mano, es como tener un país rico con gente pobre”.

La postura de Moreira coincide con la opinión del también economista Víctor Cruz, aunque matiza un tanto las cifras de la Cepal al considerar que estas podrían estar algo “infladas” y es posiblemente que la metodología estuviera dando un panorama que podría no corresponder fielmente a la realidad económica que se vive.

Cruz, quien han venido analizando el comportamiento del IMAE de junio y julio pasado, señala que las ecuaciones o identidades utilizadas variaron mucho, lo que no es normal, comentó.

“Para estimar el PIB se requiere de por lo menos sumar tres ecuaciones y restar otra. Consumo, inversión y exportación se suman, y se resta importación. No obstante, tras dos años de pandemia, y miles de desempleados, la realidad es que el consumo en el país –cuya importancia en el PIB oscila entre el 60% y el 65%– ha bajado drásticamente por los efectos colaterales de la pandemia y ya las personas han perdido el poder adquisitivo que tenían en 2019”, detalló.

Hasta el tercer trimestre de 2021 la economía panameña registró un crecimiento acumulado del PIB de 14,9%, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censo (INEC) de la Contraloría General de la República.

Ante la cifra, el titular del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), Héctor Alexander, expresó que “lo importante es que la economía panameña se está recuperando. Ya en los primeros nueve meses del presente año estamos creciendo aproximadamente un 15%, una tasa que lidera el crecimiento regional y hasta mundial”.