Temas Especiales

25 de May de 2022

Economía

Gremio de trabajadores tacha de 'injusto' el Decreto Ejecutivo del nuevo salario mínimo

Señala que el Gobierno del presidente Cortizo estableció los salarios más bajos de la historia nacional , lo cual afecta los derechos fundamentales de la familia panameña

Panamá
La clase trabajadora ha sido fuertemente golpeada por la pandemia de la covid-19.Aris Martínez | La Estrella de Panamá

La Confederación de Trabajadores y Trabajadoras Convergencia Sindical  calificó de "injusto" el Decreto Ejecutivo No.74 de 31 de diciembre de 2021, que establece las tasas de salario mínimo desde el 15 de enero de 2022 hasta el 31 de diciembre 2024,  porque considera que los aumentos se fijaron solo para las empresas que "más se beneficiaron durante la pandemia, como los supermercados, los puertos y los bancos".

El gremio trabajador expresó, mediante un comunicado, "la indignación de la clase trabajadora  frente a la decisión político ideológica del Gobierno Nacional, de incumplir con el derecho del pueblo de acceder a un mejor salario cada dos años, al no aumentar el salario mínimo en la mayor parte de las empresas del país sin ninguna justificación".

Señaló que la imposición de este Decreto Ejecutivo "afecta los derechos fundamentales de la familia panameña" y con ello se "profundiza la crisis socioeconómica de la población que sobrevive sin satisfacer sus necesidades".

El gremio de trabajadores y trabajadoras  cuestionó que dicho decreto establece ajustes apenas en diez actividades económicas: agricultura, pesca, agroindustria, minas y canteras, suministro de electricidad y gas, suministro de agua y alcantarillado, construcción, servicios sociales y de salud, servicios domésticos y actividades financieras.

Además, precisó que  veintiún sectores de la economía nacional, no recibirán ningún ajuste. Y, peor aún, "esos ajustes salariales en su mayoría, significan apenas entre 2 y 6 centavos la hora trabajada". 

Indicó que esto "aumenta las desigualdades sociales al crear nuevos salarios mínimos, en lugar de unificarlos".

Al mismo tiempo destacó que "los dos decretos aprobados por el Presidente Laurentino Cortizo, en 2019 y 2021, se aumentaron la cantidad de salarios mínimos diferentes en el país y se pasó de tener 37 a 62 salarios diferentes. Esto significa un retroceso para los derechos de los trabajadores y las trabajadoras en Panamá, en materia salarial".

Añadió que durante el desarrollo de la Comisión Nacional de Salario Mínimo, las organizaciones de trabajadores y trabajadoras presentaron propuestas de aumentos salariales "viables", basadas en los indicadores económicos oficiales. 

Sin embargo, "el Gobierno decidió no tomarlas en cuenta y por el contrario escuchar las solicitudes de las grandes empresas, cuyos representantes no presentaron ninguna propuesta en la mesa".

"Con el Decreto 74 de 2021, el discurso de lucha contra la pobreza y la desigualdad del presidente Cortizo, queda reducido a pura demagogia. Pues la firma de su Gobierno ha quedado estampada por segunda ocasión, sobre unos salarios mínimos que profundizan las brechas económicas y sociales en Panamá", manifestó el gremio trabajador.

El Ejecutivo estableció el pasado 31 de enero el nuevo salario mínimo que empezará a regir a partir  de la segunda quincena de enero de 2022,  luego de que el sector obrero y empresarial no lograra un acuerdo en la mesa de negociaciones.

Los ajustes del nuevo salario mínimo van desde el 1,5% hasta el 2,0% solo para algunas actividades con perspectivas positivas de crecimiento, informó en su momento la ministra de Trabajo y Desarrollo Laboral, Doris Zapata.

Zapata hizo hincapié en que el nuevo ajuste salarial se hizo en aquellas actividades que han presentado algún nivel de recuperación en 2021 comparado con el 2019, suprimiendo 2020 que fue un año atípico por la crisis generada por el SARS-CoV-2.

En base a los criterios sociales y de crecimiento económico, los aumentos de salario mínimo se fijaron así: de 1.5% en actividades como la agricultura, pesca y ganadería, entre otras actividades.

También se hizo un ajuste salarial de 2.0% para actividades como servicios sociales, financieros y de salud privada, así como en el suministro de electricidad y agua, entre otros. El nuevo salario mínimo regirá por los próximos dos años.