30 de Nov de 2022

Economía

Productores respaldan la postura de Panamá ante amenaza de Costa Rica

Panamá impide la entrada de productos lácteos, cárnicos y frutas desde el año 2020, luego de unas 26 plantas incumplieran los requisitos sanitarios

Augusto Valderrama, ministro de Desarrollo Agropecuario.
Augusto Valderrama, ministro de Desarrollo Agropecuario.Redes Sociales

Luego de que el titular del Ministerio de Relaciones Exteriores de Costa Rica, Manuel Tovar, advirtió de medidas de retaliación comercial contra Panamá, debido a que el país impide la entrada de productos lácteos, cárnicos y frutas desde el año 2020; los gremios agropecuarios y empresarios han destacado la postura de defensa del patrimonio fitosanitario nacional por parte de las autoridades locales.

Augusto Valderrama, titular del Ministerio de Desarrollo Agropecuario, manifestó que Panamá no tiene miedo ante amenazas de las autoridades de Costa Rica de imponer un régimen tributario a productos panameños.

Valderrama explicó que el problema se origina con las pasadas administraciones, las que abrieron las importaciones de varios productos perjudicando a productores nacionales, entre ellos, casos como arroz donde se permitió la entrada de miles de quintales sin el permiso actualizado

El jefe de la cartera agropecuaria destacó que el presidente Laurentino Cortizo Cohen adoptó medidas concretas que hace 40 años, no se atrevieron a adoptar gobiernos anteriores.

“Si este pueblo tuvo la valentía de llevar adelante la lucha de liberación y de reconquista de la soberanía en la antigua Zona del Canal, liderado por Omar Torrijos Herrera, hoy el país cuenta con un presidente que no le teme a ningún ministro de Costa Rica, ni del mundo que venga a imponernos condiciones y que no respete la soberanía y la valentía del pueblo panameño”, destacó el ministro Valderrama en un comunicado oficial.

Por su parte, la Asociación de la Comunidad Productora de Tierras Altas (ACPTA) resaltó este sábado la gallardía que la administración del presidente Cortizo, ya que a criterio de las autoridades locales, los productos costarricense no cumplen con los requisitos exigidos por Panamá.

"Ante la Organización Mundial del Comercio (OMC), no es la primera vez que dos miembros acuden a solucionar algún tipo de diferencia comercial y es ante estas instancias donde existen todos los mecanismos para resolverlas con argumentos técnicos y jurídicos presentados por las partes y no con improperios como lo ha expresado el ministro de comercio exterior de Costa Rica que lo único que ha demostrado es su falta de capacidad de diálogo", agregó la ACPTA en su comunicado de prensa.

Por su parte, la Asociación de Porcicultores Unidos de Panamá (APUP), calificó como lamentables las declaraciones de Tovar al referirse al puente comercial existente entre ambos países.

La APUP apoya indiscutiblemente en todas sus decisiones a las autoridades nacionales, ya que han "defendido nuestra producción nacional de alimentos y en el ejercicio de nuestro derecho soberano de hacer respetar la normativa sanitaria nacional".

"Es verdaderamente lamentable que después de años que el productor ha sido perjudicado por estas importaciones injustas, las cuales no cumplen con un trato igualitario al que exige Panamá a sus productores", acotó la nota de prensa de la APUP.

Antecedentes

En agosto de 2020, la entonces Autoridad Panameña de Seguridad de Alimentos (AUPSA), hoy, Agencia Panameña de Alimentos (APA) informó que una inspección en plantas costarricenses en 2014 arrojó que las mismas no cumplen con los requisitos sanitarios y que por años trabajó con extensiones; no obstante, las extensiones vencieron el 30 de junio de 2020, por lo cual, varias empresas costarricenses perdieron la autorización para ingresar sus líneas de productos a Panamá. 

Aunque la advertencia de Tovar es comercial y elevó la diferencia ante la Organización Mundial del Comercio (OMC), en una nota de La Estrella de Panamá fechada el 5 de agosto de 2022, el Dr. Raúl Saucedo Alderete, administrador de hoy APA, aclaró que "la situación no es comercial sino sanitaria".