Industrias, hipoteca y comercio, los créditos que más crecen en los bancos

Actualizado
  • 06/09/2023 00:00
Creado
  • 06/09/2023 00:00
Los resultados forman parte del último informe de actividad bancaria de la SBP, que contiene resultados hasta julio de 2023
La SBP concluyó que el sistema financiero panameño ha continuado mostrando resiliencia y una posición en general sólida.

Al mes de julio de 2023, la Superintendencia Bancaria Nacional (SBN) registró crecimiento de la cartera bruta de créditos local, que alcanzó un saldo de $59.783,8 millones, con un aumento de 5,2% en comparación con los datos reportados al cierre de julio 2022, es decir, $2.934,9 millones en un año.

Este comportamiento se debe al crecimiento del crédito a las empresas y personas físicas con actividad empresarial (3,0%), crédito de consumo (3,0%), crédito hipotecario en su conjunto (5,2%) y de las actividades de servicios financieros (8,8%), según el informe de actividad bancaria hasta julio de 2023 de la Superintendencia Bancaria (SBP).

El crédito de vivienda hipotecaria registró un crecimiento de 6,7%, apoyado por el buen desempeño de los préstamos hipotecarios preferenciales, cuya tasa de crecimiento fue de 12,0% en julio. La SBP sostiene que “el buen desempeño del mercado laboral y la confianza del consumidor seguirán siendo factores determinantes para impulsar el crédito de los hogares”.

La cartera de crédito neto de la SBN presentó un aumento de $5.632 millones (7,73%), para alcanzar un saldo de $78.523 millones. Los créditos externos netos se incrementaron un 13,8%, mientras que la cartera local neta tuvo un desempeño de 5,7%. Por otro lado, el total de depósitos captados por la SBN presentó un saldo de $88.992 millones, un aumento de 5,1%.

Por otra parte, la liquidez del sistema bancario alcanzó un 58,2%, siendo los depósitos los que más contribuyeron. Según la SBP, actualmente los bancos locales se encuentran en una posición de holgura con respecto a los requerimientos regulatorios, lo que les permitiría afrontar la volatilidad del mercado, ya que han tenido históricamente colchones “robustos” de liquidez y un acceso constante a depósitos estructurales y mayoristas, los cuales constituyen una parte fundamental de su fondeo.

Las utilidades netas acumuladas al mes de julio de 2023 estuvieron por el orden de $1.315 millones, un 50,4% más que al mismo período de 2022. Se prevé que los bancos del sistema seguirán con estrategias de control de gastos y eficiencia operativa, que actualmente se encuentran por el orden del 47%.

En cuanto a los activos se registraron cifras por el orden de $126.541 millones, un aumento de $6.921 millones, un 5,8% más con respecto al año anterior.

Los depósitos se situaron en $88.992 millones, un aumento de 5,1% con respecto al mes de julio de 2022, esto a pesar de que las captaciones externas vienen mostrando un mayor dinamismo.

El informe de actividad bancaria señaló que los depósitos locales representan el 70,1% del total de los depósitos de la SBN. De estos, el 75,4% es depósitos de particulares. Aunque los depósitos locales disminuyeron, mantienen niveles superiores a los de prepandemia.

Detalló que contrario a lo que se había observado desde el año 2020, en el inicio del presente año los depósitos a la vista y ahorro, los de mayor disponibilidad inmediata, dejaron de contribuir al dinamismo de los pasivos, y el crecimiento de la captación de particulares solo está apoyado por el desempeño de los depósitos a plazo.

En efecto, con respecto a la estructura de los pasivos de particulares por vencimiento, los depósitos a plazo fijo siguen siendo el instrumento de ahorro más importante. Al corte de julio de 2023, los depósitos a plazo locales de particulares suman $25.294,7 millones, seguido por los ahorros que ascienden a $13.038,0 millones, y los depósitos a la vista con un monto de $8.726,2 millones.

Al inicio del segundo semestre, los depósitos a plazo aceleraron su ritmo de expansión, favorecidos por un entorno de mayores tasas de interés que hicieron más atractivo este tipo de instrumentos que en julio, y alcanzaron una tasa de crecimiento real de 10,6%.

En los depósitos de particulares se registró un crecimiento interanual de 3,8% en los depósitos locales y de 20,2% en los depósitos externos. Hacia adelante, en un entorno de tasas de interés elevadas, se prevé un período en el que los saldos de esta fuente de recursos seguirán consolidando su recuperación.

CBI

Al cierre del mes de julio de 2023 las operaciones del Centro Bancario Internacional (CBI) continuaron presentando adecuados indicadores de solidez financiera y desempeño.

Los más recientes indicadores de solvencia y liquidez legal registraron niveles de 15,55% y 58,2%, respectivamente. De igual forma, el comportamiento de los principales agregados del portafolio muestran que la oferta de crédito se mantiene en una senda de crecimiento positivo (5,2% anual), ante el mayor aporte de la cartera comercial y consumo. El indicador de calidad por mora (en 4,1%) se situó a niveles similares a los reportados en meses previos.

Los activos totalizaron $143.365 millones, lo que representó un aumento de $6.819 millones con respecto al mes de julio de 2022, un aumento interanual del 5%. El activo de los bancos aceleró su ritmo de expansión como resultado del crecimiento de la cartera crediticia neta (6,3%) y del componente de inversiones (4,7%).

Los activos líquidos se redujeron 1,3% interanual. Se destaca que si bien éste último componente presenta una evolución negativa, el mismo ha mejorado de manera sostenida en lo que va del año, favorecido en parte por la mejora en los depósitos que son parte central en la estructura de fondeo.

En particular los ingresos de intereses por préstamos aumentaron en 33,7% (una variación absoluta de $863,3) en tanto que los intereses pagados, en concepto de depósitos a plazo principalmente, se incrementaron en 69,6% (una variación de 945,8). Lo anterior sugiere que el cambio de tasas de interés de depósitos podría tener una mayor sensibilidad a cambios, lo que podría generar mayor presión al margen por intereses. Los renglones que inciden en el aumento positivo de ingresos netos responden a los cambios en los ingresos por depósitos (357,8%), manejo de tesorería e inversiones (52,5%), entre otros.

Los depósitos bancarios registraron un total de $101.649 millones, un incremento de $4.347 millones (4,5%). Los depósitos locales registraron un incremento de 1,2%, en tanto que los externos registraron un aumento 10,1% interanual.

De acuerdo con el informe de actividad bancaria, al contrario de lo que se había observado en los depósitos de particulares desde el año 2020, en lo que va del año los depósitos a la vista y ahorro, los de mayor disponibilidad inmediata, no contribuyeron al dinamismo de los pasivos, y el crecimiento de la captación de particulares solo fue apoyado por el desempeño de los depósitos a plazo.

Explicó que los depósitos a plazo aceleraron su ritmo de expansión, favorecidos por un entorno de mayores tasas de interés que hicieron más atractivo este tipo de instrumentos, que en julio 2023 alcanzaron una tasa de crecimiento real de 10,6%. En los depósitos de particulares se registró un crecimiento interanual de 3,8% en los depósitos locales y de 20,2% en los depósitos externos.

Con los resultados de la banca con licencia general y el CBI, la SBP concluyó que el sistema financiero panameño ha continuado mostrando resiliencia y una posición en general sólida. “Ello aun frente al deterioro del entorno macrofinanciero externo, y en particular, las condiciones financieras más restrictivas provenientes del endurecimiento de los marcos de política monetaria. Por lo anterior, la SBP continuará monitoreando los efectos del entorno sobre el comportamiento de la liquidez de los mercados y su solvencia, con el fin de mantener la estabilidad del sistema financiero ante la actual coyuntura”, indicó.

El presidente José Raúl Mulino celebró la mañana de este jueves 18 de julio su primera conferencia de prensa matutina en el Palacio de Las Garzas. Mulino...

Lo Nuevo
comments powered by Disqus