La UE quiere más gasto en defensa, pero difiere sobre si financiarlo con deuda común

Actualizado
  • 23/02/2024 11:02
Creado
  • 23/02/2024 10:58
El bloque empieza a reflexionar sobre sus prioridades en el siguiente ciclo político, a menos de cuatro meses de las elecciones europeas.

Los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea (Ecofin) coincidieron este viernes en la necesidad de aumentar el gasto en seguridad y defensa en un escenario global de tensiones geopolíticas, pero difieren en la forma de financiarlo y especialmente sobre si hacerlo con nuevas emisiones de deuda común.

A menos de cuatro meses de las elecciones europeas, el bloque empieza a reflexionar sobre sus prioridades en el siguiente ciclo político de la UE y el refuerzo de la seguridad y defensa se erige como una nueva prioridad que se suma a las transiciones verde y digital en las que trabaja desde el estallido de la pandemia.

“Será necesario invertir más en defensa. Sabemos cómo está la situación internacional (...) y, por tanto, es importante valorar las posibilidades”, aseguró el ministro belga de Finanzas, Vincent Van Peteghem, anfitrión de un encuentro que ha coincidido con el segundo aniversario de la agresión rusa sobre Ucrania y la guerra de Gaza.

En esta línea, el comisario de Economía, Paolo Gentioni, se mostró partidario de crear un programa de emisiones conjuntas de deuda a imagen del fondo europeo de recuperación para impulsar inversiones en este ámbito, tal y como propuso en el último Foro de Davos el presidente francés, Emmanuel Macron.

Pero la iniciativa cuenta con el rechazo del titular de Alemania, Christian Lindner, quien no ve “imprescindible” recurrir a nuevas emisiones de deuda y, además, cree que “no sería una buena idea económica”. Por contra, se mostró a favor de apoyar un “mercado interior” de la defensa y los esfuerzos de la industria, por ejemplo, en investigación y desarrollo.

Para el liberal alemán, el Banco Europeo de Inversiones (BEI) debería poder financiar proyectos del sector europeo de la defensa: “Si el BEI ayuda a levantar fondos aquí, es nuestro interés común no solo en términos económicos sino también en términos de política de seguridad”, expresó.

Estas palabras de Lindner coinciden en el tiempo con la reflexión que la UE está llevando a cabo sobre la nueva estrategia de financiación del banco de desarrollo que desde enero preside la española Nadia Calviño y en la cual muchas voces piden ampliar su mandato para que pueda invertir en proyectos armamentísticos.

Actualmente, el BEI tiene limitadas sus competencias para conceder financiación a empresas de la seguridad y la defensa, por ejemplo a productos y tecnologías de uso dual (civil o militar), proyectos de I+D o protección de infraestructuras críticas.

Calviño, que participó en un almuerzo de trabajo con los ministros, explicó en una rueda de prensa que el banco está “preparado” para contribuir “más y mejor” a impulsar la industria europea de la defensa y avanzó que trabajará con la Comisión Europea y otras partes interesadas en una redifinición del término de tecnologías de “uso dual”.

También señaló que trabajará para acelerar el despliegue de los 6.000 millones de euros que están disponibles dentro de la Iniciativa Europea de Seguridad Estratégica, con la que el BEI invierte en el sector dentro de su mandato actual.

Preguntado por esta cuestión, el ministro español de Economía, Comercio y Empresa, Carlos Cuerpo, instó a tener en mente que el debate sobre la financiación del sector de la defensa debe desarrollarse dentro del “ángulo” de la política industrial, puesto que las competencias de defensa nacional son de los Estados miembros.

En este sentido, subrayó que existe un “componente muy elevado” dentro de la industria de la defensa de investigación y desarrollo que “entra dentro perfectamente de las capacidades de los bienes públicos europeos” que la UE tiene que “fomentar y financiar”.

Lo Nuevo
comments powered by Disqus