Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Internacional

Presidente de Yemen promete nueva Constitución para este año

SANA - El presidente de Yemen, Ali Abdullah Saleh, presentó este jueves una nueva iniciativa de reconciliación al prometer celebrar este...

SANA - El presidente de Yemen, Ali Abdullah Saleh, presentó este jueves una nueva iniciativa de reconciliación al prometer celebrar este año un referéndum sobre una nueva Constitución que incluya una ley electoral reformada, con la finalidad de preparar la transferencia del poder al Parlamento.

La iniciativa de reforma se ha presentado un día después de que las fuerzas de seguridad acabaran con una protesta frente a la Universidad de Saná con el lanzamiento de munición real y gas lacrimógeno, matando a un manifestante y dejando heridos a decenas más.

"Ofrezco una nueva iniciativa para evitar la sedición", anunció Saleh en un discurso pronunciado ante la conferencia para el diálogo nacional y retransmitido por la televisión estatal.

Por su parte, la oposición yemení manifestó su rechazo a la nueva iniciativa de reforma del presidente pocos minutos después de que ésta fuese anunciada.

"No tenemos respuesta para todas las propuestas del presidente, pero le hemos dicho que busque una respuesta de los manifestantes. Señor presidente, su oferta ha llegado demasiado tarde", expresó el actual líder de la oposición, Mohamed Qahtan, en declaraciones a Xinhua, rehusando contestar a más preguntas.

Ante miles de seguidores congregados en un estadio de fútbol de la capital, el presidente yemení dijo: "formaremos un comité del Parlamento y del Consejo de la Shura para preparar una nueva Constitución que incluya un nuevo sistema parlamentario y sea votada en referéndum a finales de este año 2011".

"A finales de 2011 y principios de 2012, todo el poder será trasladado al nuevo Parlamento electo", prometió Saleh.

El presidente yemení también abogó por la formación de un Gobierno de unidad nacional y la preparación de una nueva ley electoral. Asimismo, instó al Gobierno a cumplir las demandas de los manifestantes para poner fin a las protestas.

Saleh, que lleva en el poder 33 años, se enfrenta desde mediados de febrero a crecientes protestas populares que exigen su inmediata dimisión.