Temas Especiales

28 de Oct de 2020

Internacional

Gobierno boliviano critica politización en medios de comunicación

El gobierno de Bolivia criticó hoy la excesiva politización en algunos medios de comunicación, en una afán de sustituir a partidos polít...

El gobierno de Bolivia criticó hoy la excesiva politización en algunos medios de comunicación, en una afán de sustituir a partidos políticos de oposición que dejaron de tener influencia en el país por su reducida minoría.

Algunos de estos medios de comunicación se han convertido en los últimos años en "verdaderas tribunas políticas", y eso es una situación que se debe corregir, afirmó el vicepresidente bolivianoAlvaro García durante la conmemoración del Día Mundial de la Libertad de Prensa.

Alvaro García enfatizó que Bolivia es uno de los países con mayor libertad y opinión de prensa", en respuesta a los pronunciamientos de los organismos de prensa que se dijeron afectados con leyes aprobadas por el poder político del gobierno del presidente Evo Morales.

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) proclamó el 3 de mayo como el Día Mundial de la Libertad de Prensa, con el propósito de fomentar la práctica de una prensa libre, pluralista e independiente como componente esencial de toda sociedad democrática.

El vicepresidente boliviano, en conferencia de prensa realizada en la Vicepresidencia del Estado, recordó que en las décadas de 1970 y 1980, aquellas personas que formulaban declaraciones respecto a un gobernante "corrían el riesgo de ser detenidos y llevados al cuartel general de la zona de Miraflores en La Paz".

Recordó que durante esa época de gobiernos militares la línea editorial y la información de los periódicos estaban absolutamente controlados por interventores, lo cual no existe ahora, ya que los medios de comunicación son libres de "decir lo que quieran".

El vicepresidente exigió a los medios de comunicación que, en el ejercicio de la libertad de prensa, emitan información fundamentada, sin abusar y sin violar de la libertad de opinión y de conocimiento.