13 de Ago de 2022

Internacional

Guerrilla ELN de Colombia acepta diálogo con sociedad civil

La guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) de Colombia aceptó este martes restablecer un diálogo epistolar con la ex senador...

La guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) de Colombia aceptó este martes restablecer un diálogo epistolar con la ex senadora Piedad Córdoba y con un grupo de la sociedad civil, en busca de una solución al conflicto armado interno de más 60 años.

Córdoba y el grupo de la sociedad civil, Colombianas y Colombianos por la Paz, enviaron en julio pasado una misiva al ELN y a las Fuerzas Armadas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para restablecer el diálogo epistolar y pedir que se respete el Derecho Internacional Humanitario (DIH) en sus acciones.

El ELN ha expresado en repetidas oportunidades su disposición a un dialogo bilateral sin condicionamientos, afirmó el máximo líder de esa guerrilla, Nicolás Rodríguez Bautista.

"La agenda y reglamento se construyen por las partes en dichos diálogos. Finalmente compartimos con ustedes, que una mesa gobierno e insurgencia es hoy lo mas aconsejable y en tal sentido nos esforzamos para alcanzarlo", indicó.

A través de una carta, el ELN aseguró que esa organización respeta el DIH, por tanto los integrantes de la guerrilla que violen esa disposición serán sancionados por su reglamento interno.

"Jamás ha sido política del ELN afectar la población con nuestras actividades. Si en algunas ocasiones esto ha ocurrido, es fruto de lamentables accidentes o errores que hemos estado atentos a reconocer públicamente y corregir", señaló Rodríguez Bautista.

Los insurgentes aceptaron los temas propuestos por Córdoba y por Colombianas y Colombianos por la Paz.

La ex senadora colombiana dijo en su carta a las guerrillas que en el diálogo epistolar se deben debatir asuntos importantes que concluyan en la pacificación del país.

Córdoba anunció el mes pasado que la guerrilla de las FARC están dispuestas a la liberación de unilateral de rehenes, la cual, en caso de concretarse, será la segunda que se realice durante la administración del presidente colombiano Juan Manuel Santos.

La ex legisladora, quien fue destituida de su cargo por la Procuraduría de Colombia tras acusarla de tener nexos con las FARC, ha sido facilitadora en la liberación de al menos 20 personas que estuvieron en poder de esa guerrilla.