Temas Especiales

17 de May de 2022

Internacional

Partido de Putin encabeza las legislativas rusas, pero pierde votos

El partido de Vladimir Putin encabeza los resultados de las legislativas de este domingo en Rusia pero puede perder la mayoría absoluta ...

El partido de Vladimir Putin encabeza los resultados de las legislativas de este domingo en Rusia pero puede perder la mayoría absoluta a unos meses de las presidenciales, según resultados parciales de unos comicios marcados por acusaciones de fraude.

Una vez escrutado el 51,3% de los centros de votación, Rusia Unida ganaría los comicios con el 49,7% de los votos, indicó la comisión electoral.

Según Putin, este resultado, todavía parcial, permite "el desarrollo estable" de Rusia.

El resultado marca sin embargo una sorprendente caída de la popularidad del partido de Putin, que en los comicios anteriores de 2007 había recibido un 64,3% de los votos.

El partido comunista, principal movimiento de oposición en la cámara baja del parlamento (Duma), obtiene 19,7%, Rusia Justa (centroizquierda) 12,9% y el partido liberal demócrata (nacionalista) 12,2%.

El partido en el poder podría no obstante mantener la mayoría absoluta en escaños gracias a un complejo sistema de reparto proporcional de votos.Uno de los jefes de Rusia Unida, Boris Gryzlov, proclamó la "victoria".

"Os felicito por esta victoria", declaró a la televisión. "Rusia Unida tendrá la mayoría en la Duma" (cámara baja), aseguró.

El partido liberal Iabloko no supera el 7% necesario para tener representación en la Duma.

Rusia Unida disponía de una aplastante mayoría de dos tercios en la Duma saliente.Pero las encuestas habían revelado en los últimos meses una caída de la popularidad del partido de Putin, cuyo cabeza de lista es el presidente Dimitri Medvedev, para quien estas legislativas muestran "una democracia en acción", según dijo tras conocerse los resultados preliminares.

"El reparto (de escaños) que vamos a tener en la Duma refleja la realidad del reparto de las fuerzas políticas en el país", añadió.

La elección de los 450 diputados de la Duma constituía una prueba para Putin, que se dispone a volver en 2012 al Kremlin, durante las presidenciales de marzo, tras haber encarnado ya dos mandatos como presidente entre 2000 y 2008.

El Partido Comunista denunció fraudes "masivos", uniéndose así a las acusaciones proferidas por la oposición liberal, defensores de los derechos humanos, medios de comunicación independientes y una ONG, que condenaron una campaña de presiones iniciada mucho antes de los comicios.

El domingo no se podían consultar varias páginas web de medios de comunicación independientes y las de una ONG que registra este tipo de infracciones.

Según ellos, fueron víctimas de ciberataques para impedir la difusión de información sobre fraudes.Se trata de las páginas de la radio Echo de Moscú, del diario Kommersant, del semanario New Times, de la ONG Golos y de su sitio interactivo "El mapa de los fraudes" (http://www.kartanarusheniy.ru).

"Es un ataque masivo", declaró a la AFP un portavoz de Golos, Dimitri Merechko, cuya organización llevaba una semana en el punto de mira de las autoridades.

En San Petersburgo, Alexei, un votante de 23 años, aseguró a la AFP haber votado diez veces por Rusia Unida a cambio de 2.000 rublos (casi 50 euros) aprovechando que el sistema permite a un votante depositar la papeleta fuera de su colegio electoral mediante un certificado recibido con antelación.

Según Zoya Svetova, periodista y observadora independiente, entre 20.000 y 30.000 representantes de las juventudes pro-Kremlin Nachi hicieron lo propio en Moscú.La comisión electoral rusa recibió 68 quejas, muchas de ellas "de carácter anecdótico", según la televisión pública Rossia.

Rusia Unida acusó por su parte a sus adversarios de haber cometido "fraudes masivos".

Por otro lado, al menos 170 opositores fueron detenidos en manifestaciones en Moscú y en San Petersburgo, donde se desafió la prohibición de concentraciones.

El movimiento de las juventudes Nachi anunció que reuniría hasta 15.000 militantes en Moscú para "neutralizar" acciones de protesta contra los comicios.