19 de Ago de 2022

Internacional

Santos denuncia oposición para restituir tierras a campesinos

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, denunció este sábado que sectores de la izquierda radical y de la extrema derecha se opong...

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, denunció este sábado que sectores de la izquierda radical y de la extrema derecha se opongan a que el gobierno restituya tierras a campesinos, que les fueron despojadas en el desarrollo del conflicto armado interno.

"Les quitamos el discurso de que la tierra es para los campesinos", afirmó Santos al expresar su visión de los motivos por los que la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) rechaza la ley que ordena la restitución de tierras a sus propietarios."Tenemos enemigos de lado y lado. La izquierda radical, las FARC, enemigos de la ley, porque les quitamos el discurso.

El discurso de las FARC es ese: que la tierra es para los campesinos. Pues sí, la tierra se la estamos entregando a los campesinos, y sobre todo a los campesinos que fueron desplazados", precisó.

Santos realizó estas declaraciones en una intervención en un consejo comunitario en el puerto caribeño de Cartagena, donde aseguró que la ley de restitución de tierras, aprobada en 2011 por el Congreso y que entró en vigencia el pasado primero de enero, significa "una revolución agraria".

"Pero no una revolución a punta de fusil sino con la Constitución y las leyes. Y no es una revolución de lucha de clases. No son los ricos contra los pobres, son los legales contra los ilegales. Y es una revolución que va a respetar a todo aquel que tenga su propiedad legalmente", agregó.

El mandatario colombiano explicó también que "otro enemigo del proceso de restitución de tierras es la extrema derecha, es decir, los paramilitares, quienes se hicieron con muchísima tierra a punta de violencia y a punta de desplazamiento"."O sea, esos dos extremos (las FARC y los paramilitares), paradójicamente unidos en contra de la Ley", dijo.

En los últimos 15 años fueron robadas entre 1,2 y 5,5 millones de hectáreas en Colombia, en su mayoría por grupos armados de ultraderecha y también por las guerrillas izquierdistas y narcotraficantes, según estimaciones oficiales y de ONGs.

La ley para la restitución de tierras pretende devolver, antes de 2014, unos dos millones de hectáreas a cerca de 400.000 familias que se calcula fueron desplazadas por la fuerza en Colombia desde 1991.