Temas Especiales

25 de Jun de 2022

Internacional

Siria celebra referéndum sobre Constitución mientras sigue represión

El régimen sirio celebraba este domingo un referéndum sobre una nueva Constitución aunque no por ello remitió la sangrienta represión en...

El régimen sirio celebraba este domingo un referéndum sobre una nueva Constitución aunque no por ello remitió la sangrienta represión en numerosas ciudades asediadas y bombardeadas para aplastar una revuelta que no se debilita desde hace 11 meses.

La oposición y los militantes contrarios al régimen, que exigen la salida del presidente Bashar al Asad, llamaron a boicotear el referéndum que coincide con nuevos ataques que han dejado al menos 26 muertos, en su mayoría civiles y en Homs (centro) y en la provincia de Deraa, cuna de la revuelta en el sur.

La Cruz Roja Internacional por su parte reanudó las negociaciones con la oposición y las autoridades para evacuar a las víctimas, entre ellas periodistas occidentales, atrapados en la ciudad de Homs, objetivo el domingo de nuevos bombardeos de las fuerzas del régimen.

Los colegios de votación para el referéndum sobre una nueva Constitución que permitiría al presidente conservar grandes prerrogativas, aunque suprimiría la preeminencia del Partido Baas en Siria, abrieron el domingo a las 07H00 (05H00 GMT) por 12 horas y a veces 15 horas, según la prensa oficial.

Unos 14 millones de personas están convocadas a las urnas para pronunciarse sobre el texto cuya medida más espectacular es la que reemplaza el artículo 8 de la Constitución de 1973, la cual estipula que el partido Baas "es el dirigente del Estado y de la sociedad" por una disposición que instaura el "pluralismo político".

La televisión estatal mostraba imágenes de sirios en colegios electorales de diferentes ciudades y afirmaba que "un gran número de votantes acudía para colocar su papeleta en las urnas".

"Voto porque es la culminación de las reformas del presidente y si esto tiene éxito, tendremos una democracia (...)", afirmó a la AFP Balsam Kahila, de 32 años, en las urnas instaladas en el ministerio de Finanzas en el que trabaja en Damasco.

"Voto a pesar de las bandas armadas", dijo Kahile, retomando así la versión del régimen que se niega a admitir la importancia de la protesta y habla del "terrorismo" llevado a cabo por "bandas armadas" apoyadas por al exterior.

El referéndum sobre el proyecto de Constitución, calificado de "risible" por Washington, se inscribe en el marco de las reformas prometidas por el régimen, cuya credibilidad ha sido fulminada por la represión.

En la nueva ley fundamental, el presidente mantiene poderes importantes. Escoge al primer ministro, independientemente de la mayoría parlamentaria, y en algunos casos puede rechazar las leyes.

El artículo 88 prevé que el presidente solo puede optar a dos septenios, pero el artículo 155 precisa que estos dispositivos no se aplicarán hasta las próximas presidenciales de 2014, por lo que Asad podría mantenerse en el poder otros 16 años.

Al mismo tiempo que se abrían los colegios electorales, varios obuses caían sobre el barrio rebelde de Baba Amr y otras zonas de Homs, devastada por más de tres semanas de bombardeos, al día siguiente de una jornada de violencia que dejó cerca de un centenar de muertos, la gran mayoría civiles, según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH).

"Hay explosiones en todas partes. Los francotiradores disparan a todo lo que se mueve", indicó un militante en Baba Amr, Abu Bakr, contactado por Skype por la AFP.

Es en este barrio donde están bloqueados la periodista francesa Edith Bouvier y el fotógrafo británico Paul Conroy, heridos en un bombardeo el miércoles, en el que murieron otros dos periodistas.