Temas Especiales

27 de May de 2020

Internacional

Arabia Saudí denuncia una injerencia de Rusia en sus asuntos internos

Arabia Saudí calificó de "injerencia flagrante e injustificada en sus asuntos internos" la declaración de un responsable ruso sobre los ...

Arabia Saudí calificó de "injerencia flagrante e injustificada en sus asuntos internos" la declaración de un responsable ruso sobre los enfrentamientos entre manifestantes chiitas y la policía en el este del país.

Konstantin Dolgov, representante ruso para los derechos humanos, expresó en la página web del ministerio ruso de Relaciones Exteriores su "profunda inquietud" tras la muerte de dos chiitas el pasado 9 de julio en los enfrentamientos tras el arresto de un religioso en el este de Arabia Saudí.

El responsable ruso habló de "riesgo" para la estabilidad del país, pidió a Riad que actúe para evitar un conflicto "confesional" y que respete "los derechos humanos, entre ellos la libertad de expresión".

"Es una injerencia flagrante e injustificada en los asuntos del reino", dijo un portavoz del ministerio saudí de Relaciones Exteriores, citado el sábado por la agencia oficial Spa.

El portavoz dijo esperar que "esta declaración no tenga por objetivo desviar a la opinión pública sobre las masacres salvajes y abyectas cometidas por el régimen sirio contra su pueblo, con el apoyo de algunas partes que dificultan cualquier esfuerzo sincero para poner fin al baño de sangre de los sirios".

El cruce de declaraciones entre Moscú y Riad es el resultado de la tensión entre ambos países por el conflicto en Siria.

Arabia Saudí, la principal monarquía del Golfo Pérsico, es muy crítica con el régimen del presidente Bashar Al Asad por su sangrienta represión de la revuelta, mientras que Rusia, aliada de Damasco, bloquea cualquier proyecto de resolución en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para condenar al régimen.