Temas Especiales

25 de Sep de 2020

Internacional

La visita de Mitt Romney a Londres empieza con polémica

El candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos Mitt Romney comenzó este jueves en Londres una visita destinada a consolida...

El candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos Mitt Romney comenzó este jueves en Londres una visita destinada a consolidar su posición internacional, pero marcada de entrada por controvertidas declaraciones sobre la poca preparación de los Juegos.

El candidato republicano se ha cuidado de organizar una gira de seis días por países claves: Gran Bretaña, con la que Washington tiene una "relación privilegiada", y Polonia e Israel, dos países con importantes comunidades al otro lado del Atlántico.

Pero las declaraciones poco diplomáticas de Romney a la cadena NBC News a su llegada el miércoles a Londres han sembrado la polémica: consideró "inquietante" y "poco esperezandores" los fallos de la compañía de seguridad G4S que obligaron a movilizar a más soldados para proteger los Juegos, y la finalmente anulada huelga de agentes de aduanas británicos.

Unos hechos que las autoridades británicas hubieran preferido olvidar en lugar de que se los recordara un invitado estadounidense la víspera de la ceremonia de apertura.Además, el Daily Telegraph atizó el fuego poniendo en boca de un consejero de Romney unas declaraciones que podrían ser consideradas racistas, en una ciudad con muchas comunidades étnicas.

"Compartimos la misma herencia anglosajona y (Romney) piensa que la relación privilegiada es algo especial", habría dicho uno de sus consejeros al diario británico.Estas declaraciones pueden entenderse como una referencia velada a los orígenes de Obama, primer presidente negro de Estados Unidos, de padre keniano, destacó el Telegraph.

Pese a que la portavoz del candidato republicano ha desmentido las declaraciones, el conjunto ofrece una mala imagen para un candidato que busca precisamente "desmentir la impresión que da de no dominar los temas de política exterior", según el rotativo de izquierdas The Guardian.

El entorno de David Cameron insiste en la gran relación del primer ministro británico con Obama, y el primer ministro británico no se reunió con el candidato republicano cuando visitó Washington en marzo pasado.

Los republicanos estadounidenses, aliados naturales de los conservadores británicos en tiempos de Margaret Thatcher, han extremado su discurso derechista bajo la presión del "Tea Party".

Ahora, en temas como la protección social, los impuestos o los derechos de las parejas homosexuales, los dos partidos están a años luz, según el Daily Telegraph.

Romney probablemente buscará limar asperezas durante la reunión prevista con David Cameron.