05 de Oct de 2022

Internacional

Mayor participación femenina en crimen eleva número de mujeres muertas

El número de mujeres muertas en Brasil subió un 229 por ciento entre 1980 y 2010, la gran mayoría víctimas de crímenes relacionados con ...

El número de mujeres muertas en Brasil subió un 229 por ciento entre 1980 y 2010, la gran mayoría víctimas de crímenes relacionados con la violencia de género, aunque el aumento también guarda relación con una mayor participación de la mujer en actividades criminales, según un estudio divulgado este domingo por el Departamento Penitenciario Nacional (Depen).

En los últimos doce años, el número de mujeres presas creció un 212 por ciento frente al de los hombres, que aumentó un 114 por ciento en el mismo periodo de tiempo, de acuerdo con datos de Depen.

De las 31.552 mujeres que fueron presas en los seis primeros meses de 2012, 17.178 estuvieron vinculadas con tráfico de drogas, 6.697 fueron detenidas por crímenes contra el patrimonio, y 1.792 por crímenes contra personas, como homicidios y secuestros.

Para el director del Instituto Avante Brasil, Luiz Flávio Gomes, la dinámica socioeconómica del mercado de trabajo se repite con las mujeres que asumen papeles secundarios en organizaciones criminales que requieren una mayor exposición a la violencia.

"Las mujeres están siendo encarceladas mucho más que los hombres, proporcionalmente, porque ellas están más expuestas a la violencia dentro de las organizaciones delictivas que suelen estar dirigidas por hombres" explicó Gomes.

Los datos de Depen confirmaron que la violencia de género es la principal causa de muerte entre las brasileñas, con un 51 por ciento de los homicidios ocurridos dentro del espacio doméstico, frente al 49 por ciento de ellas que fallecieron por armas de fuego.

"La mujer es víctima tanto de la violencia de género como dentro del contexto del crimen organizado", señaló Gomes.

Según el estudio, el aumento de la participación femenina en actividades delictivas está relacionado con la economía familiar, y por la irrupción del tráfico de drogas en el hogar que acaba por involucrar a toda la familia.