Temas Especiales

30 de Nov de 2020

Internacional

Estudiantes y maestros bloquean autopista mexicana que va a Acapulco

Cientos de estudiantes y maestros, algunos encapuchados, bloquearon el viernes la autopista que va de la Ciudad de México al balneario ...

Cientos de estudiantes y maestros, algunos encapuchados, bloquearon el viernes la autopista que va de la Ciudad de México al balneario de Acapulco (sur), en una protesta contra la reforma educativa del presidente Enrique peña Nieto, constató la AFP.

Estudiantes de una universidad para maestros, quienes convocaron a la manifestación de este viernes, se sumaron a las protestas que los profesores inconformes han venido realizado las últimas semanas, incluidos ataques contra sedes locales de partidos políticos, saqueos y quema de inmuebles en Chilpancingo, capital de Guerrero (276 km de la capital).

Los manifestantes, muchos de ellos encapuchados y armados con barras de hierro y madera, tomaron la carretera que va a Acapulco, uno de los destinos de playa más visitados por los capitalinos en los fines de semana.

"Yo creo que se dieron todas las facilidades y todas las muestras,(que) no se valoraron en su momento y hoy el único camino que queda es, insisto, la aplicación de la ley", dijo por su parte en entrevista con medios locales en Acapulco el gobernador, Ángel Aguirre, quien ha dicho que hay 39 ordenes de aprehensión contra maestros, aún sin ejecutar.

Los maestros protestan contra una ley federal de educación, aprobada en diciembre, que prevé someterlos a evaluaciones para obtener ascensos e ingresar al sistema público educativo.

Los inconformes agrupados en la Coordinadora Estatal de los Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG) quieren que el congreso de su estado haga una reforma para contar con un mecanismo de evaluación controlado por ellos y para que los egresados de las universidades de maestros obtengan automáticamente una plaza de trabajo.

Los estudiantes que convocaron al bloqueo del viernes dijeron que protestaban también por la liberación esta semana de dos policías responsables de la muerte, en diciembre de 2011, de dos de sus compañeros durante una manifestación similar en la que se enfrentaron con los uniformados.

"Es una marcha para recordar la impunidad, estamos luchando juntos normalistas padres, profesores", dijo a la AFP René Fuentes, 44 años, maestro en una primaria de una zona montañosa.

Los manifestantes depositaron una ofrenda floral en el lugar donde fueron asesinados sus compañeros en diciembre de 2011 y lanzaron palos y piedras contra unas 15 camionetas de la policía, cuyos uniformados se protegieron con sus escudos, pero sin intervenir.