Temas Especiales

28 de Jun de 2022

Internacional

Opositor ecuatoriano acusado de asesinato pide asilo político a Panamá

El exdiputado ecuatoriano de oposición Galo Lara, condenado a principios de mes a 10 años de prisión por complicidad en un múltiple ases...

El exdiputado ecuatoriano de oposición Galo Lara, condenado a principios de mes a 10 años de prisión por complicidad en un múltiple asesinato, pidió asilo político a Panamá, país adonde huyó el domingo, dijo su abogado este lunes a la AFP.

Lara, de 45 años y exlegislador del partido Sociedad Patriótica del expresidente Lucio Gutiérrez (2003-2005), argumentó ante las autoridades panameñas que es un "perseguido político del gobierno de Rafael Correa", sostuvo su abogado Juan Vizueta.

El 2 de septiembre, el exdirigente opositor fue sentenciado en ausencia a 10 años de prisión, tras ser acusado de ser cómplice del asesinato de una pareja y su hijo de cuatro años en agosto de 2011.

Lara, que siempre alegó inocencia, ingresó el domingo a Panamá a través de Colombia, y allí fue notificado por la Interpol de que había una circular roja en su contra, trámite que permite la ubicación de una persona requerida por la justicia. El político salió del país en fecha desconocida.

La Fiscalía aseguró en un comunicado que Lara había sido detenido, y que las autoridades estaban coordinando su deportación. Sin embargo, su abogado afirmó que el exparlamentario quedó en libertad tras probar que no hay "una sentencia condenatoria en firme", ya que según la defensa todavía quedan pendientes recursos de apelación.

Al mismo tiempo, Lara presentó un pedido de asilo a Panamá "en virtud de considerarse un perseguido político".

"Lo hizo frente a la falta de garantías que existe en la justicia ecuatoriana, la falta de independencia de una función judicial que lamentablemente está secuestrada en manos del Ejecutivo y responde únicamente a sus intereses", declaró Vizueta.

El exdiputado se considera como un "denunciante de los más grandes casos de corrupción" en el gobierno, según su representante.

Al conocer la noticia de la fiscalía sobre la detención de Lara, el presidente Rafael Correa se anticipó a refutar la supuesta persecución contra el excongresista, y recordó el caso por el que fue enjuiciado.

"Se trata de un crimen atroz, que la justicia, que la policía actúe. Seguramente vendrá un desubicado a decir que también es persecución política. Hay tres muertos", dijo Correa más temprano al canal GamaTV. El mandatario confió en que el caso no sea "pervertido para hacerle daño al gobierno".

Entretanto, Lara permanecerá en territorio panameño hasta que el gobierno de Ricardo Martinelli se pronuncie sobre su pedido de asilo, para lo cual no hay un plazo definido, según el abogado Vizueta.

Por su parte, el fiscal general de Ecuador, Galo Chiriboga, afirmó que la cancillería deberá informar a Panamá sobre el proceso que enfrenta el exasambleísta.

"El gobierno de Panamá tiene que ser claramente informado, a través de nuestra cancillería, de cuáles son las razones. Hay una orden de detención de la Corte Nacional de Justicia", el máximo tribunal ecuatoriano, indicó Chiriboga a los periodistas.

Desde 1997, luego de ser derrocado tras masivas protestas, el expresidente Abdalá Bucaram está asilado en Panamá, y en varias ocasiones las autoridades de ese país le han llamado la atención por hacer proselitismo político.