Temas Especiales

01 de Jul de 2022

Internacional

Miedo de seguir en Norcorea tras ejecución de Jang Song-thae

La ejecución del tío del líder norcoreano Kim Jong Un fue el final rápido y violento de un hombre considerado por mucho tiempo el segun...

La ejecución del tío del líder norcoreano Kim Jong Un fue el final rápido y violento de un hombre considerado por mucho tiempo el segundo más poderoso en el país. Pero aunque Jang Song Thaek está muerto, las secuelas de su purga no han concluido.

En un cambio sorprendente de la popular imagen de Jang como mentor y figura paterna que guiaba al joven Kim Jong Un durante su consolidación del poder, la prensa estatal norcoreana anunció el viernes que él había sido ejecutado y lo describió como un traidor moralmente corrupto que vio en la muerte del padre de Kim, Kim Jong Il, en diciembre del 2011 una oportunidad para tratar de ganar poder.

Expertos que estudian el país, que protege herméticamente el funcionamiento interno del gobierno tanto de extranjeros como de sus propios ciudadanos, estaban divididos sobre si la purga y ejecución de Jang reflejan agitación en los más altos niveles del poder o simplemente indican que Kim Jong Un está consolidando su poder con una demostración de fuerza.

De cualquier forma, la purga añade incertidumbre a un mundo preocupado por la imprevisibilidad de Kim en medio de los intentos de Pyongyang de obtener armas nucleares.

"Si (Kim) tiene que romar una medida tan drástica como la de purgar y ejecutar a Jang, eso indica que la situación no es del todo normal", dijo Victor Cha, ex asesor de la Casa Blanca para Asia.

La nueva versión sobre Jang surgió apenas hace unos pocos días, cuando Corea del Norte acusó al hombre de 67 años, de corrupción, apostar a juegos de azar, ser mujeriego y consumir drogas. Dijo que había sido destituido de todos sus cargos.

Las acusaciones del viernes incluyeron afirmaciones de que Jang había tratado "de derrocar el estado con toda suerte de intrigas y métodos despreciables con la loca ambición de tomar el poder supremo de nuestro partido y nuestro estado".

"Él no se atrevió a alzar la cabeza cuando Kim Il Sung y Kim Jong Il estaban vivos", dijo la prensa estatal. Pero poco después de la muerte de Kim Jong Il, Jang vio una oportunidad para desafiar a Kim Jong Un y lograr su "deseado objetivo, su codicia de poder".

La purga pudiera extenderse a otras personas, dijo Cha. "Cuando eliminan a Jang, no se están deshaciendo de una sola persona: están sacando a numerosas, centenares de otras personas en el sistema. Va a tener un efecto dominó".

Funcionarios de inteligencia de Corea del Sur dicen que dos de los colaboradores más cercanos de Jang fueron ejecutados semanas atrás.

Narushige Michishita, un experto de seguridad en el Instituto Nacional de Estudios de Políticas en Tokio, dijo que la purga de Jang demuestra "que Kim Jon Un tiene las agallas para retener el poder, y esto pudiera haber mostrado su voluntad, su disposición a deshacerse de todo lo que se le interponga".

Una de las primeras oportunidades para ver qué pasará ahora será el 17 de diciembre, en el segundo aniversario de la muerte de Kim Jong Il. Observadores van a observar cuidadosamente la ceremonia para ver si asisten la esposa de Jang, Kim Kyong Hui, hermana menor de Kim Jong Il, y otras figuras.

La purga de Jang crea la ausencia de un claro segundo de Kim, cuyo círculo íntimo incluye ahora al vicemariscal Choe Ryong Hae, el primer ministro Pak Pong Ju, y a Kim Yong Nam, presidente simbólico.