Temas Especiales

06 de Apr de 2020

América

Se estanca diálogo en Honduras

TEGUCIGALPA. El depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, rechazó ayer una propuesta del gobernante de facto, Roberto Micheletti,...

TEGUCIGALPA. El depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, rechazó ayer una propuesta del gobernante de facto, Roberto Micheletti, para que la Corte Suprema decida sobre su eventual vuelta al poder, y propuso que sea el Parlamento el que decida su restitución.

Así lo informó en una rueda de prensa el ministro de Gobernación de Zelaya, Víctor Meza, miembro de la comisión de diálogo del derrocado gobernante, al puntualizar que el diálogo continúa y que esperan una respuesta de la representación de Micheletti.

Las declaraciones llegaron tras una intensa jornada de diálogo, en el cual los representantes de Zelaya dieron más de una prórroga en el límite para una solución negociada a la crisis.

Las prórrogas, sin embargo, no había conducido a ningún resultado ayer en la tarde, mientras los equipos del presidente, Roberto Micheletti y del defenestrado, Manuel Zelaya, mantenían una reunión bajo estricta reserva.

JORNADA DE DIÁLOGO

Representantes de Manuel Zelaya y del gobierno analizaban ayer a contrarreloj una propuesta definitiva sobre la vuelta al poder del mandatario depuesto.

Pasado el mediodía de ayer viernes, los equipos permanecieron reunidos sin que se diera información sobre el avance de las negociaciones.

Por su parte, la vicecanciller del depuesto presidente Zelaya Patricia Licona, dijo que el equipo de Micheletti pidió una “ampliación de tres horas”, en alusión al plazo que debió concluir hacia las 12.00, para anunciar el acuerdo alcanzado.

Las tres horas solicitadas por la comisión de Micheletti fueron concedidas, todo por el bien y la paz de Honduras y por la restitución del presidente Zelaya” en el poder, agregó Licona.

Las delegaciones intentaban llegar a un acuerdo sobre si corresponde al Congreso o la Corte Suprema de Justicia decidir la restitución de Zelaya.

Zelaya pide que sea el Congreso el que determine si él puede regresar o no al poder, pero Micheletti, al considerar la restitución un asunto legal, piensa que debe ser la Corte Suprema de Justicia la que decida.

¿ESTÁ ROTO EL DIÁLOGO?

En tanto, al tiempo que Meza anuncia que el diálogo continuaba, Patricia Rodas, la canciller de Zelaya, afirmaba ayer que el proceso de diálogo estaba “definitivamente roto” por la “intransigencia de la dictadura” a aceptar la restitución de Zelaya.

“La intransigencia de la dictadura lo hizo fracasar (el diálogo) en su parte medular, que es la restitución del presidente”, dijo Rodas en su intervención ante la Cumbre de la ALBA que se celebra en Bolivia.