Temas Especiales

17 de Ene de 2022

América

Critican despliegue de EEUU en Haití

MONTEVIDEO. El papel protagonista que Estados Unidos ha asumido en la asistencia a Haití ha sido aceptado hasta ahora sin objeciones por...

MONTEVIDEO. El papel protagonista que Estados Unidos ha asumido en la asistencia a Haití ha sido aceptado hasta ahora sin objeciones por casi todo el mundo menos por Venezuela, Bolivia y Nicaragua y un ministro francés, que criticaron lo que describen como una “ocupación”.

LAS CRÍTICAS

“Se está manipulando un drama para instalar tropas norteamericanas en Haití, que ya han ido tomando el control militar del aeropuerto en Puerto Príncipe y esto es preocupante”, dijo el fin de semana el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega.

“Quieren sacar provecho de esta tragedia para ocupar militarmente Haití”, escenario de intervenciones estadounidenses en el pasado, remarcó su par venezolano, Hugo Chávez.

En tanto, el presidente de Bolivia, Evo Morales, anunció ayer que su Gobierno pedirá a Naciones Unidas una reunión de emergencia para “repudiar y rechazar la ocupación militar de Estados Unidos” en Haití.

“No es posible que Estados Unidos use una desgracia natural para invadir y ocupar militarmente Haití”, criticó Morales, quien calificó de “inhumano, salvaje y oportunista” el despliegue de las fuerzas armadas estadounidenses en la isla caribeña.

Más inesperadas aún fueron las reservas expresadas por el secretario francés de cooperación, Alain Joyandet, antes de que su gobierno bajara el tono. “Espero que se precisen las cosas sobre el papel de Estados Unidos”, declaró.

A LA DEFENSA DE EEUU

En respuesta a las denuncias en contra de la potencia norteamericana, el secretario de Defensa estadounidense, Robert Gates, afirmó: “Creo que aquí todavía vemos el liderazgo de Naciones Unidas y de la Minustah. Estamos allí para apoyarlos, a ellos y al gobierno de Haití”.

Con el Estado haitiano prácticamente descabezado después del sismo, Washington reaccionó prontamente anunciando el despliegue de 12,000 soldados, buques de guerra y equipos médicos en el cercano país caribeño.

Las estimaciones dan cuenta de unos 70,000 muertos, 250,000 heridos y 1.5 millones de personas sin techo a consecuencia del sismo que golpeó al país más pobre del continente americano.

“Las dimensiones de lo que se necesita, para poner orden y asegurar la salvaguardia de vidas y los pocos bienes que áun quedan, creo que exceden la capacidad de mando unificado de cualquier otro país o de la propia ONU”, estimó Raúl Bernal Meza, profesor de la Universidad Nacional del Centro en Argentina.

El historiador Gerardo Caetano, de la Universidad de la República en Uruguay, explicó las críticas al decir: “En América Latina, tenemos una enorme sensibilidad respecto a cualquier posibilidad de intervencionismo americano”.

“No sería la primera vez que Estados Unidos interviene aprovechando una situacion dramática”, agregó. No obstante, dijo no parecerle el caso, “por la situación que se vive en Haití”.

Las últimas intervenciones estadounidenses en Haití fueron bajo los gobiernos de Bill Clinton (1994) y George W. Bush (2004), hoy encargados por el actual presidente, Barack Obama, de reunir fondos para las víctimas del sismo.

Los estadounidenses también ocuparon Haití entre 1915 y 1934.

QUE DICEN LOS HAITIANOS

Este martes, soldados estadounidenses desembarcaron en Puerto Príncipe, tomando posición en el palacio presidencial en el marco de las operaciones de ayuda a las víctimas del sismo.

Los haitianos se abarrotaron en la verja del palacio con cara de sorpresa, dando vítores a medida que los soldados saltaban a tierra.

“Estamos contentos de que lleguen, porque tenemos muchos problemas”, dijo Fede Felissaint, un peluquero.

Dadas las circunstancias, no le importó que los soldados tomaran posición frente al palacio presidencial.

“Si quieren, que se queden por más tiempo que en 1915”, dijo, refiriéndose al inicio de los 19 años de presencia estadounidense en el país. Las autoridades estadounidenses han insistido en que no tienen ninguna intención de hacer eso.