08 de Dic de 2022

América

Seis muertos por coche bomba

BOGOTÁ. Un carro bomba explotó ayer en un céntrico sector de una ciudad portuaria del suroeste de Colombia dejando al menos seis persona...

BOGOTÁ. Un carro bomba explotó ayer en un céntrico sector de una ciudad portuaria del suroeste de Colombia dejando al menos seis personas muertas y 42 heridas, en un ataque atribuido por autoridades militares y policiales a la guerrilla de las FARC.

La explosión se registró en las inmediaciones a la sede de la Fiscalía General y la Alcaldía de Buenaventura, en el departamento del Valle, 320 kilómetros al suroeste de Bogotá.

El secretario de Gobierno del departamento del Valle, Víctor Manuel Salcedo, reveló que la mayoría de las víctimas son civiles y algunos efectivos de la Policía Nacional.

El comandante de las Fuerzas Militares, general Freddy Padilla de León, calificó el ataque con “un hecho terrorista” y dijo que es lamentable que ocurra.

El oficial admitió la posibilidad de que se trate de un ataque de las izquierdistas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

En el conflictivo puerto sobre el Pacífico, estratégico para el tráfico de drogas y de armas, tienen presencia las FARC y grupos de narcotraficantes.

La explosión destruyó vehículos de servicio público, los ventanales de varias edificaciones y afectó la estructura de la sede de la Alcaldía de Buenaventura.

RIESGO DE MÁS ATAQUES

El ataque se produjo dos días después de que rebeldes de las FARC quemaron siete camiones en la carretera Buenaventura-Buga y bloquearon por varias horas el tráfico de vehículos por esa importante vía que comunica al centro del país con ese puerto, el más importante de Colombia sobre el océano Pacífico.

El Gobierno de Colombia alertó recientemente sobre el riesgo de que las FARC intensificaran sus ataques en diferentes regiones del país, como parte de una estrategia para ganar protagonismo y demostrar poderío militar en la antesala a las elecciones presidenciales.

El gobernador del departamento del Valle, Juan Carlos Abadía, reconoció que el ataque es un traspié para el proceso de recuperación de la seguridad en la región y reveló que el vehículo cargado con explosivos fue abandonado desde el martes y activado en horas de la mañana, en momentos de una gran afluencia de transeúntes en el sector.

“Puede ser un coletazo porque el Ejército está detrás con la Armada de todos estos bandidos desde el día (del incendio) de las tractomulas, necesitan actos terroristas que generen distracción”, dijo el funcionario gubernamental.

“Lo otro es que se avecina un proceso electoral y pretenden desestabilizar, generar un ambiente de miedo”, agregó.