Temas Especiales

25 de May de 2020

América

Serra se medirá contra Rousseff

BRASILIA. Este fin de semana vio formalmente el inicio a las campañas electorales para las elecciones presidenciales de octubre próximo...

BRASILIA. Este fin de semana vio formalmente el inicio a las campañas electorales para las elecciones presidenciales de octubre próximo en Brasil, con la formalización de los principales candidatos a sustituir al mandatario brasileño Luiz Inácio Lula da Silva.

Dilma Rousseff, ex ministra del Gabinete ministerial de Lula y candidata del oficialismo, fue oficializada ayer durante una convención del Partido de los Trabajadores (PT).

DECLARACIONES DE LULA

Aunque el centro del evento era Rousseff, la estrella de la jornada fue Lula, el presidente más popular que ha tenido Brasil en las últimas décadas, quien hizo un discurso en tono de despedida y manifestó su confianza en que la ex secretaria general de su gobierno ganará la elección.

‘Llego aquí con un sentimiento de deber cumplido, sabiendo lo que hicimos, lo que falta por hacer y lo que nuestra futura presidenta podrá hacer para seguir transformando Brasil’, manifestó Lula.

DISCURSO DE ROUSSEFF

El discurso de Rousseff estuvo repleto de alusiones al actual presidente. Afirmó que va a continuar el Brasil de Lula, ‘pero con alma y corazón de mujer’.

Señaló que Lula cambió Brasil y el país quiere ‘seguir cambiando para mejor empleo, salud, seguridad y educación. Seguir cambiando con más crecimiento e inclusión social’.

‘Ser la primera presidente de Brasil, es el objetivo que nos mueve’, dijo Rousseff ante más de 1,300 personas.

DISCURSO DE SERRA

En tanto, el ex gobernador de Sao Paulo, José Serra, representante de la oposición, tuvo su candidatura oficializada el sábado en convención del Partido de la Social Democracia (PSDB).

En su discurso, Serra cargó contra la política exterior de Lula y, sin citar países, afirmó que cree ‘en los derechos humanos, pero no sólo dentro de Brasil, sino en todo el mundo’.

En una clara alusión a las estrechas relaciones que el Gobierno de Lula ha establecido con países como Irán o Cuba, en los que el PSDB sostiene que no hay democracia, dijo que ‘no se puede elogiar continuamente a dictadores de todos los rincones del planeta, porque son o fueron aliados eventuales del partido de Gobierno’.

Serra subrayó que rechaza ‘la represión violenta de las ideas, la tortura o la cárcel por razones ideológicas para quien piensa diferente’.

Finalmente, ocupando un espacio alternativo entre las dos principales candidaturas, la ex ministra de Medio Ambiente Marina Silva formalizó el jueves su condición de aspirante presidencial en una convención del Partido Verde, con el empresario Guilherme Leal como candidato a vice.

En lo que resta del mes, otros partidos minúsculos aún podrían lanzar candidatos para presidente.