Temas Especiales

09 de Apr de 2020

América

Un desafío a la violencia

MÉXICO. En medio del miedo por lo sucedido en el estado de Tamaulipas al (noreste), donde el lunes asesinaron al candidato favorito a ga...

MÉXICO. En medio del miedo por lo sucedido en el estado de Tamaulipas al (noreste), donde el lunes asesinaron al candidato favorito a ganar la gobernación, México va hoy a las urnas con elecciones en casi la mitad de los estados del país.

El homicidio el lunes en una emboscada del candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) Rodolfo Torre y cuatro personas más, fue precedido en mayo por el de un candidato a alcalde y de su hijo, militantes del Partido Acción Nacional (PAN), al que pertenece Felipe Calderón.

Estos asesinatos, atribuidos al crimen organizado, marcaron la campaña para unos comicios en los que hoy se eligen congresos en 14 estados, gobernadores en 12 de ellos, y alcaldes en unas 1.500 poblaciones.

‘Hay muchas ganas de votar, pero hay temor, hoy viendo cómo está la situación veré si salgo a votar’, dijo ayer un empleado que se negó dar su nombre en Ciudad Victoria, (Tamaulipas).

Unos 562 funcionarios electorales han renunciado a sus cargos en las ciudades de Altamira, Tampico y Ciudad Madero, ubicadas sobre la costa del Golfo de México en Tamaulipas, por temor a la violencia, de acuerdo con datos de instituto electoral estatal, publicados en el periódico Reforma.

‘Tenemos un poco de nervios, pero tenemos que salir a votar porque es nuestra única arma para elegir el futuro’, sostuvo de su lado Pedro Esparza, empleado de una maquiladora en Nuevo Laredo frontera con EEUU.

Mientras que en Reynosa, también fronteriza con la estadounidense McAllen, más de 140 funcionarios de centros de votación también abandonaron su participación en los comicios, indicó Francisco Javier Tejeda, presidente del consejo municipal electoral.

La campaña ha estado salpicada además de denuncias de espionaje, uso de recursos públicos para incidir en los resultados y la detención de un candidato de izquierda acusado de vínculos con el narcotráfico.

El Partido Revolucionario Institucional (PRI), que gobernó México de manera casi unilateral de 1929 a 2000 y que tiene en sus manos nueve de las 12 gobernaciones en juego, busca tomar un nuevo aire y fortalecerse de cara la presidencial de 2012.