Temas Especiales

12 de Apr de 2021

América

OEA, Nicaragua complica conflicto

SAN JOSÉ. La presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, manifestó que aunque confía en la OEA, ‘no está totalmente segura’ de que el li...

SAN JOSÉ. La presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, manifestó que aunque confía en la OEA, ‘no está totalmente segura’ de que el litigio que mantiene su país con Nicaragua por la presencia de militares en la fronteriza Isla Calero se resuelva en la sesión del Consejo Permanente que se llevó a cabo ayer en Washington. Además, pidió paciencia al pueblo costarricense y declaró que su país ha sido ‘invadido’ por tropas nicaragüenses.

Chinchilla calificó la jornada de ayer en la Organización de Estados Americanos (OEA) como ‘un día importante para Costa Rica y la apuesta que hemos hecho como pueblo a los instrumentos del derecho internacional en defensa de nuestra integridad territorial y nuestra soberanía’.

La mandataria resaltó la importancia de la sesión del Consejo Permanente de la OEA, al vencer el plazo de 48 horas dado por Costa Rica a Nicaragua para que acepte la propuesta del secretario general del organismo, José Miguel Insulza, y retire sus tropas de Isla Calero, territorio que ambos países reclaman como soberano.

Chinchilla afirmó que Costa Rica ha tenido que armarse ‘con las únicas armas que tiene’, que son ‘la paciencia y sensatez’, al recordar que este país abolió el ejército en 1948.

‘No es justo que un país que renunció a las fuerzas armadas tenga que tolerar en su territorio la presencia de fuerzas armadas extranjeras’, señaló Chinchilla.

Chinchilla reconoció que ha conversado con varios presidentes latinoamericanos, entre ellos el venezolano Hugo Chávez, quien según la mandataria se mostró ‘afable, comprensivo y deseoso de ayudar’.

La presidenta dijo que Venezuela y Colombia han dado un ‘ejemplo al mundo’ de que las diferencias entre los países se pueden resolver a través del diálogo y restituyendo las medidas de confianza.

REACCIÓN DE NICARAGUA

Por su parte, el vicepresidente de Nicaragua, Jaime Morales, instó a la presidenta costarricense a dialogar y resolver sus diferencias limítrofes, como recomendó la OEA, y desistir de ‘imputaciones gratuitas’ sobre violación a su territorio. ‘No podemos invadir nuestra propia casa, nuestro propio suelo’, declaró Morales a la cadena estadounidense CNN.

‘Yo sugiero respetuosamente a doña Laura Chinchilla que declaremos un cese al fuego en esta guerra verbal. A veces las palabras hieren más que las balas’, manifestó Morales, y rechazó el plazo de 48 horas que el martes dio San José a Managua para que saque las tropas del lugar. ‘Nosotros tampoco podemos aceptar que nadie condicione un ultimátum’, señaló.