Temas Especiales

30 de May de 2020

América

Las secuelas de la nacionalización

Argentina nacionalizó en el mes de abril la compañía petrolera YPF al comprar 51% de sus acciones que pertenecían a la española Repsol. ...

Argentina nacionalizó en el mes de abril la compañía petrolera YPF al comprar 51% de sus acciones que pertenecían a la española Repsol. A pesar de que el Gobierno culpaba a Repsol de no reinvertir en Argentina, los analistas argumentan que la nacionalización no solucionará la carencia de inversión.

Como ocurrió en Venezuela con la nacionalización del sector petrolero por parte de Chávez, la producción petrolera bajó porque se politizó la empresa. Para Argentina y Bolivia, la nacionalización manda señales equívocas y podría afectar el flujo de inversión en los próximos años. Es posible también que compañías ya establecidas decidan mudarse a países con un marco jurídico más estable. A causa de la nacionalización, las relaciones diplomáticas entre Argentina y España han empeorado. España ha lanzado una ofensiva diplomática que busca aislar a Argentina de los mercados europeos y que sea sancionada por tribunales internacionales. Es muy posible South American Silver tome medidas similares y contribuya a debilitar la imagen de Bolivia como un país abierto a las inversiones.