Temas Especiales

05 de Jun de 2020

América

Crimen organizado, fraude y el Congreso en contra

MÉXICO.. En su discurso triunfal el virtual presidente de México, Enrique Peña Nieto, aseguró pertenecer a una nueva generación: ‘No hay...

MÉXICO.. En su discurso triunfal el virtual presidente de México, Enrique Peña Nieto, aseguró pertenecer a una nueva generación: ‘No hay regreso al pasado (...) Voy a ejercer una presidencia democrática que entienda los cambios que ha experimentado el país en las última décadas y actuaré conforme a la nueva realidad, dispuesto a escuchar y a tomar en cuenta a todos’, dijo.

Sin embargo la incredulidad entre la población se refleja en el comentario que hiciera en la emisora MVS la analista política Denisse Dresser: ‘[Peña Nieto] ha prometido algo que el PRI nunca ha sido, un gobierno eficaz, democrático y transparente, y tendrá que demostrarlo en los hechos, porque no es lo que hizo en el Estado de México (que gobernó)’.

Eso sucedió antes de que se destapara un escándalo relativo a la compra de votos por parte del PRI vía ‘monederos electrónicos’, que se descubrió al presentarse una oleada de compras de ‘pánico’, pues las personas que cambiaron su voto por sumas entre los 20 y 100 dólares temían que el partido cancelara el saldo de las tarjetas. Escándalo que dicho sea de paso tendrá escasas o nulas repercusiones legales, pero que provocó una caída en la bolsa de la cadena de tiendas comerciales Soriana, que expidió la tarjetas, de 414 millones de dólares.

Otro tema que preocupa a los analistas políticos en México es la presentación por parte de Peña Nieto del General colombiano Oscar Naranjo como asesor de seguridad. ‘Si bien por un lado en Colombia se le considera un policía exitoso y algunos lo ven como un héroe; son preocupantes los escándalos que han surgido a su al’, asegura el especialista en temas de seguridad y exsubsecretario de seguridad pública del DF, Gabriel Regino.

LA ESTRATEGIA

‘Lo que ha estado haciendo Felipe Calderón es producto de un mal diseño original y de una terquedad posterior que no puede continuar, es absurdo. Por tanto hay bastante margen para algunos cambios’, explica Sergio Aguayo, uno de los primeros especialistas en materia de Seguridad Nacional.

En una entrevista concedida al diario The Washington Post, Peña Nieto aseguró que no va a medir el éxito del combate al crimen organizado por el número de capos capturados o eliminados, o los kilos de cocaína decomisados, ‘indicadores populares entre la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) y el Congreso de EEUU’, sino por el número de homicidios, una demanda popular pero que refleja el ánimo populista del virtual presidente mexicano. Además, aseguró que insistirá en que los EEUU tengan un mayor control sobre el tráfico de armas y limitará la presencia de militares de aquel país a labores de entrenamiento, además de que a partir de su toma de protesta los vuelos no tripulados de drones serán, dijo, operados por mexicanos.

Sin embargo, hay nuevos retos sobre los que Peña Nieto todavía no se ha pronunciado y que harán imposible retirar al ejército de las calles, además de que requieren frenar la confrontación directa que hasta la fecha sólo generó una pulverización de los grupos criminales. De cuatro o cinco cárteles hemos pasado, en una década, a cerca de 12 grupos. En un territorio tan grande como México, explica Gabriel Regino, lo vuelve muy complicado de controlar. A esto hay que sumarle que el narco inició una carrera armamentista que lo llevó a adquirir recursos materiales y humanos.

También se debe contemplar que existen fenómenos globales que México no puede controlar, como son el tráfico de armas y de personas, así como la asociación que ya existe entre los cárteles locales con los europeos como Ndrangheta, el segundo grupo criminal más poderoso del planeta.

ES LA ECONOMÍA

El económico es un tema e n el que Peña Nieto verá difícil hacer grandes reformas, toda vez que el Congreso terminará dividido, sin mayorías.

El país tiene ‘grandes problemas estructurales, una democracia que no funciona y violencia criminal, por tanto serán presidentes acotados’, explica el analista político Sergio Aguayo.

A principio de año, el Secretario General de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el también mexicano José Ángel Gurría, dijo que es necesario que en el país se impulsen reformas sociales en sectores como la salud, la educación; impulsar la innovación y crear mayor infraestructura, porque: ‘Esta crisis global ha aumentado el número de pobres y de personas vulnerables’.

Otro problema es la enorme dependencia de México frente a los EEUU, país con el cual realiza el 80% de sus transacciones comerciales, lo cual lo vuelve en extremo vulnerable a las crisis que pueda vivir la mayor economía del mundo.

Como punto a favor, en la última década México ha mantenido su inflación en cifras de un sólo dígito a pesar del crecimiento moderado. Esto permitió, junto con una deuda interna que apuesta por un nivel bajo de riesgo en las finanzas públicas, atraer a los inversionistas que buscan mantener seguro su dinero.

Q uizá los retos de Peña Nieto al frente de la administración pública se reduzcan a lograr acuerdos con el resto de las fuerzas políticas, algo que de entrada no se ve sencillo toda vez que la izquierda anunció recientemente que impugnará la elección presidencial antes de que el Tribunal Electoral la declare válida en octubre.

ESPECIAL PARA LA ESTRELLA DESDE MÉXICO