Temas Especiales

03 de Jun de 2020

América

EEUU: cortejan el voto femenino

EEUU. Las mujeres podrían decidir el resultado de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, por lo que ambos candidatos intentan ...

EEUU. Las mujeres podrían decidir el resultado de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, por lo que ambos candidatos intentan ganar puntos con temas como la protección social, la salud y el aborto, en los últimos días hacia los comicios del 6 de noviembre.

Las mujeres representan el 53% del electorado en Estados Unidos y tienen mayor participación que los hombres, afirman los analistas políticos. Además, este grupo concentra a una mayor cantidad de votantes indecisos y que cambian de tendencia entre un comicio y otro.

‘En una elección muy ajustada, con casi 10 millones más de mujeres que hombres en el padrón, la brecha de género puede marcar una diferencia en el resultado de las elecciones’, dijo Debbie Walsh del Centro de estudios de Mujeres Estadounidenses y de Política, perteneciente a la Universidad Rutgers.

Tanto los hombres como las mujeres concuerdan en que el principal asunto de cara a las elecciones es la economía.

Sin embargo, las mujeres otorgan más importancia al hecho que el gobierno tenga una mayor participación en las políticas sociales, una postura que el presidente Barack Obama apoya y que el candidato republicano, Mitt Romney, rechaza.

BRECHA DE GÉNERO

La brecha de género, definida como el porcentaje de mujeres frente al de hombres que apoya a un candidato, favoreció en gran medida a Obama en 2008, cuando obtuvo un 56% del voto femenino, una ventaja de siete puntos sobre el contendiente republicano de entonces, John McCain.

Sin embargo, en estas elecciones Romney intentará acortar la ventaja de Obama, que según algunos sondeos se ha reducido a sólo tres puntos este mes.

Obama intenta establecer una relación directa entre el bienestar económico de las mujeres y la reforma sanitaria implantada por su gobierno.

Por su parte, Romney ha prometido desmantelar el sistema de protección conocido como ‘Obamacare’ y recortar los fondos de Planned Parenthood, la principal asociación que permite abortar a las mujeres de menores ingresos.

‘Es un tema económico para las mujeres’, dijo Obama en un acto de campaña en referencia a su política sanitaria.

‘Esto marca una diferencia. Es dinero de los bolsillos de las familias’.

Romney, quien dedicó gran parte de su campaña a cortejar el voto conservador, intenta ahora alejar el foco de temas como el aborto a medida que se acerca el día de las elecciones.

Un ejemplo es un anuncio de campaña que muestra a un ama de casa que explica que Romney acepta la legalidad del aborto bajo tres premisas: la violación, el incesto o cuando la vida de la madre corre riesgos.

Para luego agregar: ‘Estoy más preocupada por la deuda que deberán pagar nuestros hijos. Yo voté por Obama en la pasada elección, pero no nos podemos permitir otros cuantos años’. En este sentido, el experto Michael Dimock, del Pew Research Center en Washington, afirma que si las mujeres dudan de la capacidad de cualquiera de los candidatos de impulsar la recuperación, su decisión el día de las elecciones podría depender de otros temas no relacionados con la economía.

‘Ellas podrían revisar los programas y considerar un tema sobre el cual el presidente pueda hacer algo al respecto y allí existen grandes diferencias entre ambos candidatos’, agregó.