01 de Oct de 2022

América

La reelección de Obama genera expectativa mundial

EEUU. El presidente Barack Obama logró una histórica y agitada reelección en Estados Unidos en buena parte gracias a la movilización his...

EEUU. El presidente Barack Obama logró una histórica y agitada reelección en Estados Unidos en buena parte gracias a la movilización hispana, pero a su regreso a Washington se enfrenta al mismo Congreso dividido y a una recuperación económica aún precaria.

Obama dijo a los estadounidenses que ‘lo mejor está aún por venir’ en su discurso de la victoria, en el que aseguró que se siente más ‘inspirado’ que nunca, y resuelto a lidiar con los problemas pendientes.

La amenaza de un masivo aumento de impuestos a partir de enero, la deuda, la reforma migratoria o la retirada de Afganistán lucen como interrogantes en el horizonte.

Como hace cuatro años, Obama llegó a la Casa Blanca sin ni un minuto libre para desperdiciar.

A corto plazo, la gran cuestión es si los republicanos darán finalmente su brazo a torcer y permitirán un acuerdo para que los impuestos no suban para la clase media a partir del 1 de enero, cuando vence el plazo de la medida adoptada por el presidente George W. Bush (2000-2008).

Obama quiere un aumento de impuestos a los más ricos para recortar el déficit, pero los republicanos que controlan la Cámara de Representantes se niegan, como su candidato presidencial perdedor, el exgobernador Mitt Romney.

Obama ganó a pesar del nivel de desempleo más alto desde Franklin Roosevelt en 1936 y se convirtió también en el segundo demócrata en obtener un segundo mandato desde la II Guerra Mundial.

Pero Obama, que se alzó con la victoria al ganar la práctica totalidad de los estados clave por un ajustado margen, es también el primer presidente de la historia reciente que renueva su mandato con una mayoría inferior a la de su primer mandato.

Los republicanos, algunas de cuyas voces más conservadoras renovaron sus credenciales en la Cámara de Representantes (435 escaños), se mostraban por el momento desconcertados e irritados por la derrota.

ASES EN LA MANGA

Obama tiene algunos ases en la manga: el Senado se mantiene con una corta mayoría demócrata, como en su primer mandato, y la coalición electoral que lo llevó al poder -hispanos, afroestadounidenses, mujeres y clase baja- sigue sólida y es además un indicio de cómo será Estados Unidos en el futuro.

Los hispanos votaron entre un 69% y un 75% a favor del demócrata, según los distintos sondeos, lo que supone un considerable aumento frente al 67% de respaldo de 2008.

Ningún presidente ha ganado tanto respaldo unánime de la primera minoría del país, ni siquiera Bill Clinton con su histórico 72% de apoyo en 1996.

Obama podrá en todo caso implementar su preciada reforma sanitaria, el gran logro, aunque polémico, de su primer mandato. El demócrata también ha prometido retirar a las tropas de Afganistán en 2014.

Líderes mundiales saludaron su victoria, entre ellos el presidente francés, François Hollande, el primer ministro británico, David Cameron, la canciller alemana, Angela Merkel, el presidente de gobierno español Mariano Rajoy, el presidente chino, Hu Jintao, y Vladimir Putin.

Desde América Latina, el presidente electo mexicano Enrique Peña Nieto, la argentina Cristina Kirchner, el ecuatoriano Rafael Correa, el boliviano Evo Morales, entre otros, también saludaron el triunfo de Obama.

TAREAS

La economía fue considerada el tema principal por aproximadamente el 60% de los votantes que respondieron a una encuesta a boca de urna.

Cuatro de cada 10 dijeron que la situación económica se está corrigiendo.

Más de la mitad opinó que la economía sigue igual de mal o se encuentra peor que en el estallido de la crisis en 2008. Pero una proporción significativa consideró que el ex presidente George W. Bush es más responsable que Obama por esta situación.

La encuesta fue realizada a pedido de The Associated Press y de un grupo de cadenas de televisión.