03 de Oct de 2022

América

Matanza en una escuela de EEUU, las re

EEUU. La matanza de 27 personas, en su mayoría niños, el viernes en una escuela primaria de Connecticut (Estados Unidos) generó una ola ...

EEUU. La matanza de 27 personas, en su mayoría niños, el viernes en una escuela primaria de Connecticut (Estados Unidos) generó una ola de reacciones de horror en el mundo, desde el secretario general de las Naciones Unidas (ONU) Ban Ki-moon a la reina Isabel II de Inglaterra. Además las autoridades del estado de Connecticut dijeron que han obtenido suficientes pruebas para hacerse ‘una imagen completa’ del tiroteo. Mientras, el problema del control de armas vuelve a ser tema de debate.

REACCIONES

El secretario general de la ONU escribió ayer al gobernador de Connecticut (noreste), Dan Malloy, ‘para expresarle sus más profundas condolencias ante esos escandalosos homicidios’, indicó la ONU.

En un poco frecuente mensaje, que comienza diciendo ‘Querido presidente Obama’, la reina Isabel II de Inglaterra, de 86 años, expresó: ‘he quedado profundamente consternada al enterarme de la lamentable pérdida de vidas, y especialmente por la noticia de que se trató en su mayoría de niños’.

El papa Benedicto XVItambién envió un mensaje de condolencia a las víctimas de la masacre perpetrada ayer en una escuela de EEUU.

Naciones y mandatarios también se solidarizaron con el pueblo estadounidense. Entre ellos Vladimir Putin, Mariano Rajoy, Angela Merkel, François Hollande, David Cameron, Juan Manuel Santos, Rafael Correa, Enrique Peña Nieto, el gobierno de Irán y otros gobiernos y mandatarios.

INVESTIGACIÓN

Las autoridades del estado de Connecticut aseguran tener suficientes pruebas para hacerse ‘una imagen completa’ del tiroteo.

Según el portavoz de la policía estatal, el teniente Paul Vance, dijo que al atacante, identificado por la prensa como Adam Lanza, de 20 años, no se le permitió el ingreso en la escuela primaria Sandy Hook de Newtown, Connecticut.

‘Hemos establecido el punto de ingreso’, dijo Vance a los periodistas. ‘Puedo decirles que creemos que no se le permitió el ingreso a la escuela voluntariamente, que forzó su ingreso a la escuela’.

Los investigadores también hallaron evidencia tanto en la escuela como en otro lugar donde el sospechoso -que aparentemente se suicidó tras el ataque- asesinó a su madre, según informes. ‘Nuestros investigadores en la escena del crimen, la escuela y la escena del crimen secundaria produjeron muy pero muy buenas pruebas, que podrán utilizar para determinar el panorama completo de cómo, y más importante, porqué, esto ocurrió’, dijo Vance.

Vance también declaró que una mujer que sobrevivió al tiroteo en la escuela está bien y será clave en la investigación.

UNA ACCIÓN SIGNIFICATIVA

El presidente de EEUU, Barack Obama, reiteró la necesidad de que la ciudadanía se una y tome una ‘acción significativa’ para evitar más tragedias como la de la masacre en Connecticut, que dejó 27 muertos, 20 de ellos niños.

‘La mayoría de los que murieron eran apenas unos niños con toda su vida por delante. Y cada padre en Estados Unidos tiene el corazón dolorido. Entre los caídos también hubo maestros, hombres y mujeres que dedicaron sus vidas a ayudar a nuestros niños a realizar sus sueños’, señaló el mandatario.

Obama lamentó que el país ha atravesado ‘demasiadas de estas tragedias en los últimos años’, y enumeró los tiroteos en la escuela de Newton, un centro comercial en Oregon el martes pasado, un templo en Wisconsin, una sala de cine en Colorado, y ‘un sinnúmero’ de calles en ciudades como Chicago y Filadelfia.

No obstante, el mandatario no hizo mención alguna, sobre esfuerzos para que el Congreso apruebe leyes para controlar más la venta y el acceso a las armas de fuego.

Los activistas a favor del control de armas recuerdan que Obama habló de la necesidad de una "conversación nacional" sobre las armas de fuego, tras el tiroteo en Tucson (Arizona) en enero de 2011, que dejó seis muertos y varios heridos, entre ellos la entonces congresista demócrata Gabrielle Giffords.

El director de cine Michael Moore juzgó que la única manera de ‘honrar’ a las víctimas era exigir una ‘reglamentación estricta de las armas, un acceso libre a las atenciones psiquiátricas y el final de la violencia como programa de política pública’.

De todas las masacres en campus universitarios y escuelas de EEUU, el saldo en número de víctimas de este episodio sólo fue superado por la de la Universidad Técnica de Virginia en 2007, en la que fueron asesinadas 32 personas.

Los últimos datos exceden largamente los de la masacre de 1999 en la escuela secundaria de Columbine (15), que desencadenó un feroz pero inconcluso debate sobre las flexibles leyes sobre posesión de armas en EEUU. Sin embargo, en aquel momento la Casa Blanca echó por tierra cualquier sugerencia de que el controvertido tema fuera a ponerse nueva y rápidamente sobre el tapete.