Temas Especiales

27 de May de 2020

América

Las FARC reivindican su derecho a secuestrar

COLOMBIA. La guerrilla colombiana de las FARC anunció que continuará capturando a efectivos de las Fuerzas Militares y de la Policía Nac...

COLOMBIA. La guerrilla colombiana de las FARC anunció que continuará capturando a efectivos de las Fuerzas Militares y de la Policía Nacional pese a la negociación de paz que mantiene en Cuba con el Gobierno. La posición del grupo rebelde se produjo luego de que el fin de semana secuestró a dos policías en una zona montañosa del suroeste de Colombia. Es el primer plagio de efectivos de las fuerzas armadas que comete en pleno diálogo de paz. Frente a esto el vicepresidente de Colombia, Angelino Garzón, tildó de ‘desafortunado’ y ‘desafiante’ para el proceso de paz, que las FARC defiendan su potestad de tomar rehenes o ‘prisioneros de guerra’.

‘Nos reservamos el derecho a capturar como prisioneros a los miembros de la fuerza pública que se han rendido en combate. Ellos se llaman prisioneros de guerra, y este fenómeno se da en cualquier conflicto que haya en el mundo’, dijeron las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en un comunicado emitido el martes en la noche desde La Habana.

La advertencia dejó abierta la puerta para cometer nuevas retenciones de efectivos de las Fuerzas Armadas. Esto supondría un aumento de la confrontación pese a la negociación de paz con el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos.

Las FARC declararon el 20 de noviembre, al comienzo del diálogo, una tregua unilateral de dos meses. Después de que venció han reanudado sus ataques contra la infraestructura económica del país y contra las Fuerzas Armadas ante la negativa del Gobierno de pactar un cese de fuego bilateral.

El Gobierno ha mantenido las operaciones militares contra los rebeldes y en medio de la tregua unilateral realizó bombardeos en los que murieron al menos 34 guerrilleros.

PRISIONEROS

El grupo rebelde, anunció en febrero del 2012 la suspensión de los secuestros económicos, una de sus principales fuentes de financiación, una decisión que facilitó el inicio de la negociación de paz. Pero las FARC no mencionaron en esa oportunidad la suspensión de los secuestros de efectivos de las Fuerzas Armadas ni de políticos.

‘En reiteradas ocasiones hemos hecho llamados al gobierno para que se produzca un intercambio de prisioneros de guerra, lo cual fue respondido negativamente’, aseguraron las FARC en el comunicado.

El grupo rebelde llegó a tener en su poder a más de 60 rehenes por motivos políticos, incluidos militares, policías, ex congresistas, tres estadounidenses y la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt.

Mientras el vicepresidente Garzón rechazó el término ‘prisioneros de guerra’ que las FARC otorgan a los secuestrados.

Según Garzón el Derecho Internacional Humanitario (DIH), el código que regula la guerra, usa el estatuto de "prisionero de guerra" sólo en los conflictos armados internacionales y para los miembros de las fuerzas armadas que caen en poder del adversario. En ese sentido Garzón descartó que los dos policías hechos cautivos el pasado viernes en el departamento del Valle del Cauca, sean ‘prisioneros de guerra’.