Temas Especiales

27 de Jan de 2021

América

Paz y abstencionismo, grandes protagonistas

La abstención llegó a un 60%. Ahora se decidirá si los colombianos quieren seguir con el proceso de paz o suspenderlo

Paz y abstencionismo, grandes protagonistas
El uribista Óscar Iván Zuluaga ganó la primera vuelta con el 29.25% de los votos.

El mandatario Juan Manuel Santos tendrá que enfrentarse en una segunda vuelta presidencial al opositor Oscar Iván Zuluaga, quien ganó el primer pulso electoral el domingo jalonado por la popularidad del expresidente Álvaro Uribe y a pesar de que su campaña estuvo empañada por un escándalo de presunto espionaje.

ABSTENCIONISMO

Con una diferencia de 489,145 votos, el candidato del partido Centro Democrático, creado por el expresidente Uribe (2002-2010), lideró los comicios celebrados en la jornada, que estuvieron marcados por un abstencionismo del 60%, la cifra más alta desde las elecciones presidenciales de 1994.

En Corferias, principal centro de votaciones de Bogotá y del país, se evidenciaba esta tendencia desde la primera parte de la jornada según indicó a Xinhua Andrés Gaitán, jurado de votación quien lamentó el poco interés de los colombianos por la elección de su próximo Jefe de Estado.

‘No se presentaron inconvenientes durante las votaciones pero se ha visto bastante abstención, en nuestra mesa tenemos una lista de 1,194 cédulas y faltando menos de una hora para el cierre de las votaciones se han acercado apenas 177 personas’, señaló Gaitán.

‘Personalmente pienso que esto se debe a que con el tiempo la gente evalúa los resultados de los gobiernos de turno y ya no cree en las promesas de los candidatos’, opinó el jurado.

‘Lamentamos el nivel de abstencionismo pero creemos que se debe presentar un debate de control político para saber por qué es tan baja la participación en estas elecciones en el exterior’, dijo la directora de la Misión de Observación Electoral (MOE).

POLARIZACIÓN

Analistas consultados por The Associated Press coincidieron que parte de la suerte de la segunda contienda del próximo 15 de junio se definirá por el respaldo o el rechazo de los colombianos a las negociaciones que el gobierno del presidente Santos adelanta en La Habana con la guerrilla de las FARC, proceso con el cual Zuluaga mantiene muchos reparos y de las alianzas que logren los candidatos ganadores con los partidos y políticos derrotados.

Jorge Restrepo, el independiente Centro de Análisis del Conflicto, catalogó los resultados de la jornada como ‘una perfecta polarización entre quienes respaldan el proceso de paz y quienes se han desencantado de él; en últimas, lo de ayer fue el termómetro de un futuro referéndum por la paz’.

Las preocupaciones de que los líderes rebeldes no serán castigados por los crímenes que cometieron en la guerra han alimentado la desconfianza en las negociaciones, que se iniciaron después de que una ofensiva militar sin precedentes, respaldada por Estados Unidos a lo largo de la última década, los replegara a la selva, les hiciera perder la mitad de sus tropas y diera de baja a sus principales cabecillas.

Como ministro de Defensa de Uribe y ahora presidente, Santos ha propinado a los rebeldes algunos de los golpes militares más duros. Luego, durante su gobierno decidió iniciar, 18 meses atrás, un proceso de paz con las FARC, que se ha convertido en la pieza central de su campaña.

Zuluaga dijo ayer en rueda de prensa que está a favor de una solución negociada al conflicto si es elegido presidente, pero que le daría a los líderes de las FARC una semana para demostrar su compromiso con la paz declarando un cese al fuego unilateral y permanente.

Héctor Rubio, votante que acudió a las urnas acompañado de su familia, dijo a Xinhua que desea en un candidato decidido a luchar en contra de la delincuencia ciudadana, flagelo que está afectando a las principales ciudades.

Rubio añadió que para él y los suyos el proceso de paz es apenas uno de los temas por los que debe preocuparse el futuro Gobierno. Por el contrario, Daniel Villa, otro votante, señaló que la paz debería ser un propósito de todos los candidatos y aseguró que apoyaría en segunda vuelta a cualquiera quien haga del proceso una prioridad.

GRAN DESAFÍO

Con estos resultados, el gran desafío tanto de Santos como de Zuluaga es el de conquistar al 60% de los colombianos que decidieron no votar así como a los seguidores de los candidatos Marta Ramírez, Clara López y Enrique Peñalosa.

Para esto tendrán hasta el 15 de junio, fecha programada para la segunda vuelta de elecciones. Ambos saben que no pueden perder tiempo y por eso desde el mismo momento de reconocer los resultados y festejarlos, los candidatos anunciaron parte de su estrategia para ganarse la confianza de los colombianos indecisos.

En la sede de campaña de Juan Manuel Santos, el mandatario celebró con sus seguidores y se mostró confiado de obtener los votos de sus contendores, ya que todos se habían declarado abiertamente a favor del proceso de paz. ‘Gracias a los millones de ciudadanos que acompañaron nuestra propuesta y que se van a multiplicar en la segunda vuelta’, dijo entusiasmado Santos a sus seguidores que gritaban arengas como ‘¡Sí se puede!’ y ‘¡Con Santos y Vargas, la guerra se acaba!’.

Zuluaga, por su parte, invitó a la candidata conservadora Marta Lucía Ramírez, quien ocupó el tercer puesto en las votaciones con 1,995,349 votos a unirse a su campaña dirigida a los colombianos que prefieren un fin de la guerra determinado por la contundencia de la Fuerza Pública.

‘Decidiremos si queremos continuar con un país cada vez más inseguro o construimos un país con más seguridad, como lo tuvimos con Álvaro Uribe, luchando frontalmente contra el narcotráfico y el microtráfico, llenando nuestras ciudades de cámaras de seguridad y mejorando los salarios de nuestra fuerza pública’, declaró.