Temas Especiales

02 de Dec de 2020

América

Activistas LGTB denuncian represión policial en Paraguay

ONG paraguaya Somosgay denunció que la policía hirió a diez de sus activistas durante una protesta contra la discriminación

Activistas LGTB denuncian represión policial en Paraguay
Protestas en Paraguay contra la OEA y su intención de favorecer uniones homosexuales en la región.

La ONG paraguaya Somosgay denunció hoy que la policía hirió a diez de sus activistas durante una protesta contra la discriminación que realizaban frente a la sede de la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), que inicia hoy en Paraguay.

La supuesta agresión se produjo cuando un centenar de personas pidió que el Gobierno de Paraguay apoye un proyecto de Resolución sobre Derechos Humanos, Orientación Sexual, Identidad y Expresión de Género presentado por Brasil en la OEA.

Precisamente ayer el canciller paraguayo, Eladio Loizaga, dijo que en el país no existe la homofobia, después de que el Ejecutivo anunciara que no apoyará el proyecto presentado por Brasil.

"El Gobierno paraguayo es clarísimo en esto. En el país nosotros no vemos ninguna homofobia", dijo Loizaga.

Los activistas denunciaron que la Policía los expulsó a golpes del lugar en un "brutal ataque".

De acuerdo con la ONG Somosgay, los participantes en la manifestación no iniciaron ninguna acción violenta, sino que la Policía procedió a una "terrible arremetida" contra los presentes y diez de ellos resultaron heridos.

Es una "respuesta violenta del Gobierno que golpea una vez más a todas las familias paraguayas", aseveró.

La organización denunció también que los periodistas paraguayos Enrique Dávalos, Noelia Díaz y Christian Núñez fueron agredidos por los uniformados.

Por su parte, la encargada de Relaciones Públicas de la Policía Nacional, Elisa Ledesma, dijo a Efe que los agentes avisaron a los manifestantes de que no podían avanzar más y decidieron intervenir "para restablecer el orden".

"Algunos se negaron y el personal tuvo que intervenir", dijo la comisaria Ledesma, quien confirmó que hubo varios civiles heridos leves que tuvieron que ser atendidos en un centro hospitalario, incluido uno de los periodistas.

La resolución de la OEA, impulsada por Brasil con el apoyo de Argentina, Colombia, Estados Unidos y Uruguay, condena los actos de violencia contra las personas homosexuales y exhorta a los Estados a que adopten políticas contra la discriminación.

Aunque no menciona expresamente el tema del matrimonio entre personas homosexuales, los obispos católicos y las asociaciones evangélicas de Paraguay pidieron que en la Asamblea General los miembros de la OEA se opongan al matrimonio entre personas del mismo sexo.

Al mismo tiempo que los activistas por los derechos de las personas lesbianas, gays, transexuales y bisexuales (LGTB) realizaban su protesta, miles de católicos y evangélicos participaron en una marcha y una misa contra el aborto y el matrimonio entre homosexuales.

Las dos movilizaciones no llegaron a encontrarse y no hubo más incidentes, según las autoridades.