25 de Feb de 2020

América

El gobernador de Misuri moviliza a la Guardia Nacional

Jay Nixon señala que no es necesario mantener el estado de sitio en Ferguson, tras el despliegue de la fuerza militar

El gobernador de Misuri moviliza a la Guardia Nacional
Policías del condado de San Luis detienen a un hombre que protestaba por la muerte de Brown.

El gobernador de Misuri, Jay Nixon, anunció ayer que suspendía el toque de queda nocturno a partir del lunes en Ferguson, donde desde hace más de una semana se han producido disturbios originados por la muerte a tiros de un joven negro desarmado a manos de un policía.

‘No utilizaremos el toque de queda esta noche (ayer)’, indicó el gobernador en un comunicado emitido poco después de que ordenara el despliegue de la Guardia Nacional para restablecer el orden en la localidad.

El gobernador señaló que con estos recursos adicionales, que se suman a la labor de las autoridades locales y de la Patrulla de Carreteras del estado de Misuri, no será necesario mantener el toque de queda, que ha regido las dos últimas noches.

Estos cuerpos de seguridad ‘continuarán dando una respuesta apropiada a los incidentes de actos fuera de la ley y violencia, y protegerán los derechos civiles de los ciudadanos pacíficos para que sus voces sean escuchadas’, indicó Nixon.

El gobernador había decretado el toque de queda el pasado sábado desde las doce de la noche a las cinco de la mañana (hora local) para evitar los saqueos y los enfrentamientos que han sucedido en protesta por la muerte de Michael Brown, de 18 años.

El gobernador asegura que las protestas pacíficas se han visto alteradas por actos de violencia criminal perpetrados por un número creciente de individuos, muchos de ellos ajenos a Ferguson.

‘Condenamos estas actividades criminales, incluidos los tiroteos contra las fuerzas de seguridad y los civiles así como el lanzamiento de cocteles molotov, los saqueos y los intentos de bloquear carreteras y asaltar el puesto de mando unificado’, señaló el comunicado oficial.

Nixon sostiene que estos actos no contribuyen a la causa de la familia ni la memoria de Brown, quien recibió seis disparos el pasado 9 de agosto por un agente de policía. El aparente caso de exceso policial ha desatado una ola de violencia en la que han resultado dos personas heridas de bala y varios detenidos por las protestas.