Temas del día

29 de Feb de 2020

América

Desinfectan el apartamento del enfermo de ébola en Dallas

Thomas Eric Duncan, el enfermo, estuvo alojado en este apartamento del barrio residencial Vickery Meadow

Un equipo de limpieza entró hoy al apartamento del enfermo de ébola en la ciudad estadounidense de Dallas (Texas), en el que permanecen cuatro personas en cuarentena, para desinfectarlo y retirar objetos con un elevado riesgo de portar el virus, como sábanas y toallas.

Thomas Eric Duncan, el enfermo, estuvo alojado en este apartamento del barrio residencial Vickery Meadow, ubicado en el norte de Dallas, los días anteriores a ser aislado en el hospital, durante los que desarrolló todos los síntomas que inducen al contagio del virus.

Las autoridades del condado de Dallas lamentaron el miércoles, en una rueda de prensa, las dificultades que habían tenido para encontrar una empresa dispuesta a hacerse cargo de la limpieza y desinfección del apartamento del primer enfermo de ébola diagnosticado en EEUU.

Hoy, cuatro días después de la confirmación del caso, trabajadores de la compañía Cleaning Guys entraron al apartamento para retirar los objetos de Duncan, que, según las autoridades, serán trasladados a un lugar seguro y alejado de la población.

En el barrio Vickery Meadow, habitado sobre todo por comunidades africanas y asiáticas, reina la confusión desde que el martes se hizo célebre por albergar el primer caso de ébola diagnosticado fuera de África.

"Aquí vive gente que habla diferentes idiomas y estamos tratando de informarles", explicó a los medios Sally Nuran, la gerente del complejo de apartamentos en el que vivió Duncan.

Hoy los residentes están convocados a una reunión informativa con las autoridades en la que, según Nuran, acudirán diversos intérpretes, ya que muchos de los residentes no comprenden inglés y no han podido entender los panfletos repartidos.

Según el "Dallas Morning News", "cuatro días después de la llegada del ébola a Estados Unidos, muchos de los residentes no lo saben y menos aún que lo tenían en la puerta de al lado".

Por su parte, el Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas informó hoy de que diez personas que tuvieron contacto con Duncan tienen un "alto riesgo" de contraer el ébola, mientras que otras 40 están bajo supervisión diaria, aunque por el momento ninguno ha mostrado síntomas.

En un principio, las autoridades habían identificado a 18 personas en riesgo de haber tenido contacto con el enfermo, pero con el paso de los días la cifra ha subido hasta medio centenar.

Duncan acudió el 25 de septiembre, por primera vez. al Hospital Presbiteriano de Dallas con fiebre y dolores abdominales, pero los médicos le dejaron volver a casa con antibióticos sin tener en cuenta que venía de Liberia.

El enfermo volvió al hospital tres días después, cuando fue aislado y posteriormente diagnosticado con ébola, pero esos dos días fueron trascendentales para una potencial propagación del virus entre las personas con las que estuvo en contacto.

Entre ellos, hay cinco menores en edad escolar que fueron a clase hasta el miércoles por la mañana.

La asistencia de alumnos a los centros en los que estudian estos menores se ha reducido cerca de un 10 % desde que salió a la luz el caso, según las autoridades.