Temas Especiales

31 de Ene de 2023

América

Por tierra y mar, cubanos a la deriva

El Gobierno de EE.UU. devuelve a cubanos que intentan llegar al país a través de las peligrosas aguas del Atlántico

Por tierra y mar, cubanos a la deriva
Unos 3 mil cubanos permanecen en la frontera de Panamá y Costa Rica.

Ni el mar ni las selvas ni las montañas, ríos o desiertos, han sido suficientes para detener el éxodo de cubanos que sueñan con radicarse en suelo estadounidense.

Más de 3 mil emigrantes de esta isla se encuentran atrapados en tierras centroamericanas, desde noviembre de 2015, esperando formalizar su estatus migratorio y sintiéndose a la deriva, cada vez más olvidados.

Mientras tanto, otros más que intentaron realizar la hazaña por mar han sido devueltos a Cuba por las autoridades migratorias de ese país.

REPATRIADOS

Estados Unidos anunció este lunes que ha repatriado a 44 inmigrantes cubanos encontrados en precarias balsas cerca de las costas de ese país, casi a punto de culminar el recorrido de 150 kilómetros de mar que separan la isla y el sureste del estado norteamericano.

Tras ser detenidos, fueron llevados ese mismo día a Bahía de Cabañas, Cuba, por un patrullero de la Guardia Costera, informó esta entidad en un comunicado.

Desde octubre del año pasado, 2 mil 785 cubanos han intentado llegar en balsas a las costas estadounidenses, indican las cifras de la Guardia Costera. Eso, sin contar los miles que han recorrido Centroamérica vía Ecuador con el objetivo de llegar al país a través de los pasos fronterizos mexicanos.

A estos, habría que sumarles los que aun están varados en la frontera de Panamá y Costa Rica, y los que se encuentran entre este país y Nicaragua. Además, otros que continúan llegando por la frontera de Panamá con Colombia.

LEY DE AJUSTE CUBANO

Las autoridades han informado de un ‘constante aumento' de los intentos de los isleños por alcanzar, por mar, las costas norteamericanas desde que se anunció la reanudación de las relaciones bilaterales entre ambas naciones, en diciembre de 2014.

El temor a que el acercamiento bilateral los lleve a perder los beneficios migratorios que reciben si llegan a territorio estadounidense, gracias a la ley de ajuste cubano promulgada el 2 de noviembre de 1966, ha recrudecido la crisis migratoria de los isleños inconformes con el sistema de gobierno que ha regido a ese país por más de medio siglo.

La ley de ajuste cubano, que contempla políticas migratorias preferenciales hacia los cubanos, a diferencia de los inmigrantes de otras nacionalidades, ha dilatado en gran manera las discusiones y búsqueda de soluciones para el problema que la migración está creando en otras naciones de la región, afectadas por la oleada de migrantes del país caribeño.

En tanto, Washington insiste en que no tiene planes de modificar las leyes migratorias. ‘Nuestra principal preocupación es la seguridad. Cuando los migrantes ponen sus vidas en manos de traficantes o se lanzan al mar en embarcaciones inseguras, ponen su vida en grave peligro', manifestó el capitán Mark Fedor de la Guardia Costera.

Precisamente, un grupo de 18 balseros con severos cuadros de deshidratación, rescatado a mediados de marzo pasado por un crucero frente a las costas de Florida, contaron que nueve personas perecieron durante la travesía por el mar.

==========

EN LA FRONTERA

‘Estamos en espera de una solución'

Los gobiernos de Panamá, Costa Rica y México acordaron en febrero pasado facilitar a los cubanos varados en sus territorios vuelos para continuar su travesía hacia EE.UU. Sin embargo, al completarse los términos del acuerdo, en marzo pasado, miles de cubanos continuaron llegando a la frontera de Costa Rica y Panamá.

Un isleño hospedado en la frontera de Paso Canoas contó a La Estrella de Panamá , que volver a su país no es una opción, como tampoco lo es continuar bajo el amparo de los ‘coyotes'. ‘Nosotros estamos esperando una solución legal de parte de los gobiernos... Llevo cuatro meses aquí y no aparecí en la lista de ninguno de los nueve vuelos que salieron hacia México', se quejó.

El cubano cuenta que, al igual que él, otras 276 personas con sus papeles en orden tampoco aparecieron en el listado de viajeros. ‘Las autoridades supieron de nuestros casos y aún así no hicieron nada... Estoy en espera de otro convenio', afirmó.

Este diario se contactó con el vicecanciller de Panamá, Luis Miguel Hincapié, quien, al preguntársele sobre el asunto, informó que el próximo martes se reunirán en Costa Rica para buscar una solución.