Temas Especiales

03 de Mar de 2021

América

Prisión preventiva a 7 "coyotes" que llevaban a 82 inmigrantes

La medida judicial establece que los detenidos deberán seguir recluidos en la Penitenciaria Nacional

Prisión preventiva a 7
Hombre esposado.

La Justicia de Honduras impuso hoy prisión preventiva y auto de formal procesamiento a siete "coyotes" acusados de tratar de sacar ilegalmente del país a 82 inmigrantes, entre ellos 27 niños, hacia Estados Unidos.

Se trata de los hondureños Germán Romero, líder de una banda dedicada al tráfico de inmigrantes centroamericanos; Erick Alexander Romero; Óscar Orlando Barrera; Gustavo Adolfo Romero; Otoniel Romero Rodríguez; Rosa Maribel Carbajal; y Dulce Yasmina Guerrero.

Todos los detenidos fueron presentados este martes ante las autoridades judiciales competentes y se les decretó "auto de formal procesamiento y prisión preventiva" por los delitos de lavado de activos y tráfico ilegal de personas, dijo a periodistas un portavoz del tribunal que lleva el caso.

La medida judicial establece que los detenidos deberán seguir recluidos en la Penitenciaria Nacional, la principal cárcel del país, en el extremo norte de Tegucigalpa, añadió.

Los siete "coyotes" fueron detenidos el pasado día 9 de junio en allanamientos simultáneos ejecutados en Tegucigalpa y los departamentos de Copán y El Paraíso, en el occidente y oriente del país, en el marco de la "Operación Coyote", coordinada por el Ministerio Público.

Los acusados fueron arrestados cuando pretendían sacar ilegalmente de Honduras a 78 nacionales -54 adultos y 24 menores-, y a cuatro salvadoreños, entre ellos tres niñas.

Según la Agencia Técnica de Investigación Criminal, el supuesto líder de la banda ha acumulado "una fortuna cercana a los 8 millones de lempiras (más de 350.100 dólares) trasladando entre 35 y 40 personas (indocumentadas hacia EE.UU.) en cada viaje", a cambio de de entre 5.000 y 8.000 dólares por viajero.

El Ministerio Público aseguró una docena de bienes, entre terrenos y viviendas, así como 13 cuentas bancarias y cuatro vehículos a esta organización criminal que tiene socios en Guatemala, México y Estados Unidos, según las autoridades locales.