Temas Especiales

28 de Jan de 2021

América

Destituyen a 28 diputados opositores de Nicaragua

Los diputados fueron destituidos por no acatar la resolución de la CSJ y no  reconocer la figura legal de las nuevas autoridades ni los estatutos del partido

 Destituyen a 28 diputados opositores de Nicaragua
La resolución de la CSJ señala que los legisladores liberales, al no reconocer la figura legal de las nuevas autoridades ni los estatutos del partido por el cual fueron electos, cayeron bajo la figura del desacato. .

La Asamblea Nacional (Congreso) de Nicaragua acató la destitución de 28 diputados opositores, en atención a una solicitud hecha por el Consejo Supremo Electoral (CSE).

La presidenta en funciones de la Asamblea Nacional, Iris Montenegro, informó hoy en rueda de prensa que el CSE notificó a la secretaría del Poder Legislativo que retiró la condición de diputados a 16 legisladores propietarios y 12 suplentes, incluido el ex candidato presidencial Eduardo Montealegre, a petición del Partido Liberal Independiente (PLI).

Montenegro informó que la notificación de las autoridades electorales indica que la condición de diputados propietarios y suplentes le ha sido retirado al grupo de legisladores por "no reconocer" a las nuevas autoridades legales de dicho partido, representadas por Pedro Reyes Vallejos.

La presidenta interina del Congreso nicaragüense aclaró que el parlamento se limitó a acatar un mandato del poder electoral que envió una lista de los diputados, con lo cual no podrán asumir los escaños en el hemiciclo legislativo a partir de agosto próximo.

Las nuevas autoridades del PLI asumieron la conducción de dicho partido, luego que la Corte Suprema de Justicia (CSJ) emitió el pasado 8 de junio una resolución que dirime una controversia interna entre cuatro facciones liberales que se disputaban la representación legal del PLI.

Montealegre y un grupo de diputados se negaron a reconocer la autoridad de las nuevas autoridades del PLI y, en consecuencia, quedaron excluidos de la representación de la bancada opositora en el hemiciclo legislativo.

La resolución de la CSJ señala que los legisladores liberales, al no reconocer la figura legal de las nuevas autoridades ni los estatutos del partido por el cual fueron electos, cayeron bajo la figura del desacato.