Temas Especiales

26 de Nov de 2020

América

De Moraes, incondicional de Temer, será juez en el Tribunal Supremo

El abogado Alexandre de Moraes, elegido para ocupar una plaza en la Corte Suprema, es un incondicional del presidente brasileño

De Moraes, incondicional de Temer, será juez en el Tribunal Supremo
La oposición acusa a Temer de intentar proteger a De Moraes de las investigaciones sobre corrupción.

El abogado Alexandre de Moraes, elegido ayer para ocupar una plaza en la Corte Suprema, es un incondicional del presidente brasileño, Michel Temer, que llega al máximo tribunal bajo la borrasca política suscitada por la corrupción en Petrobras.

De Moraes, de 48 años, ocupará en el Supremo la vacante abierta por la muerte, en enero pasado, del magistrado Teori Zavascki, quien era hasta entonces el instructor de la investigación sobre la red de corrupción que operó en la petrolera y falleció en un accidente.

Desde mayo, cuando Temer asumió el poder primero en forma interina y luego definitiva tras el juicio político que condujo a la destitución de la expresidenta Dilma Rousseff, De Moraes ocupó el cargo de ministro de Justicia. Durante su gestión, recibió numerosas críticas, cuando se desató una fuerte ola de violencia en las cárceles, que desencadenó reyertas en las que murieron unos 150 presos.

En las últimas semanas, mientras ya preparaba su candidatura al Supremo, hubo recurrentes huelgas de policías que tuvieron su peor expresión en el estado de Espíritu Santo, que se sumió en un caos que dio lugar a saqueos y a más de un centenar de muertes en hechos de violencia.

Pese al extenso trabajo académico del nuevo magistrado del Supremo en el área jurídica, su candidatura suscitó malestar en sectores de opinión por su marcado carácter político y el hecho de que jamás ha ejercido como juez, entre otras razones. También se conjeturó que su presencia en la Corte Suprema pudiera servir para ‘proteger' a decenas de políticos de la base de Temer y al propio mandatario, sobre quienes recaen sospechas en relación a la trama corrupta que operó en Petrobras.

OTRA BAJA

Ministro de exteriores renuncia ‘por salud'

-La renuncia del canciller José Serra, por motivos de salud, le ha generado un nuevo dolor de cabeza a Temer, que ya buscaba un nuevo ministro de Justicia y ahora también precisa otro jefe para la diplomacia. Serra dimitió la noche de este miércoles por supuestos ‘problemas de salud'. La renuncia suma a siete los ministros perdidos por Temer, lo seis anteriores investigados por casos de corrupción.

-Sobre el propio Serra, de acuerdo con la prensa local, habría recibido dinero de la corrupción para sus campañas presidenciales en 2002 y 2010.