27 de Feb de 2020

América

AIR y Amnistía internacional condenan asesinato de periodistas

Los crímenes fueron cometidos durante el mes de marzo

Las organizaciones Amnistía Internacional y la Asociación Internacional de Radiodifusión (AIR), manifestaron su repudio a los asesinatos de Ricardo Monluí Cabrera, director del diario El Político de Xalapa, Cecilio Pineda Brito, director del diario La Voz de la Tierra Caliente y colaborador del periódico El Universal de la Ciudad de México y Miroslava Breach Velducea, periodista de La Jornada y el Norte de Juárez en México.

Pineda, quien cubría la fuente policial, fue asesinado el 02 de marzo en la región de Tierra Caliente en Guerrero, cuando se encontraba en un autolavado.

Ricardo Monlui Cabrera recibió disparos a quemaropa el pasado 19 de marzo mientras salía de un restaurante, en el municipio de Yanga, estado de Veracruz, frente a su esposa.

Por su parte, según reza el comunicado de AIR, Miroslava Breach contaba con más de 30 años de carrera periodística en la que se destacó por sus denuncias contra el narcotráfico y perdió la vida al ser víctima de impactos de bala frente a su casa en la ciudad de Chihuahua el pasado 23 de marzo mientras abordaba su auto para llevar a uno de sus hijos al colegio en Chihuahua.

Ante los acontecimientos, AIR manifestó su apego a la Resolución Doc. 15/2016 adoptada por su Consejo Directivo reunido en la ciudad de Lima, Perú, el 12 de mayo de 2016, que estableció “reiterar el más profundo rechazo a toda forma de coacción, intimidación y agresión a periodistas y medios de comunicación y requerir de los Estados la adopción de las medidas necesarias para erradicar este tipo de conductas criminales. Combatir la impunidad de estos graves casos, exigiendo la debida investigación de los hechos y la sanción de los responsables. Exhortar a los parlamentarios de las tres Américas a legislar en esta materia, estableciendo penas y castigos especiales para este tipo de crímenes”.

Para  Erika Guevara-Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional, sobre el asesinato de Breach “el periodismo no debe ser una profesión que ponga en peligro tu vida. En lugar de apartar la vista y hacer caso omiso de este derramamiento de sangre, las autoridades mexicanas deben tomar medidas concretas para proteger a los periodistas y a cualquier persona que se atreva a hablar de los males que aquejan al país. Este crimen debe investigarse urgentemente, y los responsables deben comparecer ante la justicia", declaró.

De acuerdo con datos de Amnistía Internacional,  más de 103 profesionales de los medios de comunicación han sido víctimas de homicidio en México desde el año 2000, de ellos, 11 únicamente en 2016.