25 de Sep de 2022

América

Hernández toma posesión como presidente de Honduras

El gobernante, de 49 años, asumió el cargo por segunda vez  como presidente de Honduras, a las 09:30 horas locales (15:30 GMT) en el Estadio Nacional de Tegucigalpa

Hernández toma posesión como presidente de Honduras
En la toma de posesión, el presidente de Honduras  Juan Orlando Hernández estuvo acompañado por su esposa Ana García.

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, tomó hoy posesión del cargo de su segundo mandato en el poder, dos meses después de su reelección en los comicios generales del 27 de noviembre de 2017.

"Prometo ser fiel a la República, cumplir y hacer cumplir la Constitución y las leyes", juró Hernández. El gobernante, de 49 años, asumió a las 09:30 horas locales (15:30 GMT) en el Estadio Nacional de Tegucigalpa, donde el titular del Parlamento, Mauricio Oliva, le colocó por segunda vez la banda presidencial.

"Queda en posesión de su cargo y que Dios lo bendiga", expresó Oliva a Hernández. Hoy, hace cuatro años, Oliva también le colocó a Hernández por primera vez la banda presidencial tras su elección en los comicios generales de 2013.

En la ceremonia de hoy Hernández fue acompañado por su esposa, Ana García. Miles de hondureños, en su mayoría portando banderas del gobernante Partido Nacional asistieron al Estadio Nacional, cuyas instalaciones fueron resguardadas en su exterior e interior por un riguroso sistema de seguridad. Cuerpo diplomático, representantes de organismos internacionales, funcionarios de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, y otros invitados, asistieron a la investidura de Hernández.

Hora antes de que Hernández asumiera, policías y militares dispersaron con gas lacrimógeno una manifestación encabezada por el excandidato presidencial de la Alianza de Oposición contra la Dictadura, Salvador Nasralla, y su coordinador general, el expresidente hondureño Manuel Zelaya.

Los manifestantes, coreando "fuera JOH" (Juan Orlando Hernández), habían caminado pocos metros en dirección al Estadio Nacional cuando fueron dispersados en el momento que iban por abajo de un puente aéreo en un bulevar en el oriente de la capital hondureña.

Nasralla había dicho el viernes que si el pueblo se aglutinaba hoy en los alrededores del Estadio Nacional, pasaría por encima del Ejército para impedir que Hernández asumiera.