La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

América

Arrestan a exdiputado guatemalteco por un caso de narcotráfico y corrupción

Según la investigación, las autoridades detectaron "movimientos bancarios por grandes sumas de dinero producto de actividades ilícitas"

.

El exdiputado guatemalteco Mario Israel Rivera Cabrera fue arrestado hoy por su presunta implicación en el caso "Kerkaporta", relacionado al narcotráfico y la corrupción.

El Ministerio Público y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) ejecutaron este miércoles tres órdenes de allanamiento y procedieron a este arresto en el marco de esta causa.

Según la investigación, las autoridades detectaron "movimientos bancarios por grandes sumas de dinero producto de actividades ilícitas" en la cuenta del exparlamentario que no estaban "acorde con sus legítimos ingresos" por la relación laboral que tenía en el Congreso.

Rivera, diputado entre 2012 y 2016 por el partido Frente Republicano Guatemalteco, está acusado de los delitos de "lavado de dinero u otros activos, cohecho pasivo, cohecho activo, falsedad ideológica y equipación de documentos", los mismos que se les imputan a Jorge Árevalo Valdez y Ippócrates Eleades, quienes tienen una orden de captura.

La CICIG y la Fiscalía señalaron que Arévalo no fue encontrado en su domicilio, mientras que el segundo "reside en el extranjero".

El caso "Kerkaporta" se generó a raíz de la detención de Ramón Antonio Yáñez Ochoa, de nacionalidad mexicana y líder de una red de narcotráfico, donde se logró vincular a Jorge Alberto Rizzo Morán, exalcalde de la Municipalidad del Puerto de San José, en Escuintla, a su esposa Marcos Odilia González García, y sus cuñados Israel y Jairo Antonio González García. La esposa y los cuñados de Rizzo Morán fueron capturados el 30 de julio de 2015 y condenados el 30 de noviembre de 2017 por lavado de dinero y asociación ilícita.

El 30 de julio de 2015, la Fiscalía Especial Contra la Impunidad presentó una solicitud de antejuicio en contra de Jorge Alberto Rizzo Morán por su presunta vinculación con la red de narcotráfico liderada por Ramón Antonio Yáñez Ochoa, que fue resuelta el 19 de mayo de 2016.

Derivado de la estructura criminal analizada en este caso, "se tuvo conocimiento de la posible participación en actividades ilícitas y del ocultamiento de valores y bienes provenientes de las mismas por parte de funcionarios pertenecientes al Congreso".

Entre 2004 y 2015, las autoridades descubrieron que Rivera recibió en sus cuentas 12,4 millones de quetzales (1,6 millones de dólares), en efectivo y en cheques, provenientes de contratistas del Estado que pagan al entonces diputado "por obras" realizadas, principalmente, en el departamento de Quiché.

Entre las personas jurídicas que pagaron comisiones a Rivera están las sociedades relacionadas con el señor Ippócrates Eleades, quien a través de sus empresas Multimaquinaria Sociedad Anónima, Construcciones Takis, Tubos y Metaloestructuras Sociedad Anónima y Corporación S y T Sociedad Anónima, depositó 21 cheques entre el 17 de noviembre de 2004 y el 1 de diciembre de 2008 por valor de 1,2 millones de quetzales (unos 175.000 dólares).

En esta primera fase de la investigación, concluye el comunicado, se determinó que el exdiputado "utilizó sus cuentas bancarias para recibir grandes sumas de dinero producto de actividades ilícitas, las que no son acorde con sus legítimos ingresos derivados de la relación laboral que mantenía con el Congreso".

Este dinero, a la fecha, ha sido utilizado para la "construcción de viviendas, adquisición de vehículos, pago de préstamos y giros a terceras personas, entre otros".