La Estrella de Panamá
Panamá,25º

17 de Oct de 2019

América

Cuba tras los Castro, entre la renovación y el continuismo

Díaz-Canel es uno de los nuevos rostros que asume el liderazgo en la isla caribeña, la cual desde 1959 tuvo un gobernante con apellido Castro. Una nueva Carta Magna o reforzar la economía, son algunos de los desafíos

Con trece caras nuevas y dieciocho de la vieja guardia, Cuba entra en una nueva etapa dirigida por Miguel Díaz-Canel, en la que se mezclan la renovación y el continuismo de las políticas iniciadas por los hermanos Castro y que hunden sus raíces en la revolución de 1959.

Con la desaparición de Fidel y la salida de su hermano menor, concluye una era en la isla caribeña, la cual desde 1959 siempre tuvo como gobernante a un Castro.

Si bien los trece nuevos rostros rejuvenecen la cúpula de poder cubana, un importante número de sus miembros sigue perteneciendo a la vieja guardia, junto a la presencia minoritaria pero simbólica de los ‘históricos', como los comandantes Ramiro Valdés, de 85 años y Guillermo García Frías, con 90 años.

Por ello algunos sugieren que los nuevos rostros no implican virajes radicales o de renovación para la isla, la vieja guardia se encargaría de dar continuidad a las políticas engendradas durante la era de los Castro.

Jaime Suchlicki, exiliado cubano y presidente del Centro de Estudios Cubanos (CSI), asegura a la agencia Efe que Díaz-Canel ‘es una figura decorativa en el proceso de Cuba. No es un tipo audaz y no va a retar a los militares'.

A su vez, el ex preso político Armando Valladares, que estuvo 22 años en las cárceles de Cuba, decía antes de la confirmación de la candidatura de Díaz-Canel que cualquiera que fuese elegido sería ‘un títere' de los designios de (Raúl) Castro, quien va a seguir siendo secretario general del Partido Comunista de Cuba (PCC) hasta el 2021.

Para Ramón Saúl Sánchez, presidente del Movimiento Democracia, la ratificación de Díaz-Canel significa que ‘desgraciadamente el ‘dedazo' impuesto por Raúl Castro se ha consumado'.

Tampoco se espera que la díficil relación con Estados Unidos tenga sobresaltos, especialmente luego que llegase al poder Donald Trump, lo que ha congelado el acercamiento que inició su predecesor en la Casa Blanca con la isla caribeña.

‘Estados Unidos no tiene ninguna expectativa de que el pueblo cubano verá mayores libertades bajo el sucesor elegido a dedo por Castro', dijo a Efe un portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca.

EL NUEVO ROSTRO DE CUBA

Díaz-Canel, a quien le gustaban los Beatles y el teatro, saltó a la mirada internacional el año pasado como protagonista de un video filtrado en el que abogaba por cerrar medios de prensa independientes, además de etiquetar a embajadas europeas en la isla como una avanzada de la subversión contra la revolución cubana.

En la actualidad su imagen de política ortodoxa contrasta con la percepción de hombre de pueblo de la que gozaba cuando fue primer secretario del PCC en Santa Clara.

La designación se dio en 1994 y rápidamente se ganó la reputación de funcionario trabajador y recordado como el primero en su rango que no se mudó a una vivienda más grande.

‘Siempre se enteraba de los problemas reales que tenía el pueblo. Y exigente también, si fuera blandengue no llegaba a donde está', recuerda Fermín Roberto Tagle Suárez, quien hizo rondas de guardias de vigilancia junto al ahora presidente cubano, informa OnCuba .

‘Era un dirigente de clase humilde, que cogía la bicicleta y se recorría Santa Clara completa y buscaba las deficiencias', rememora Eduardo, un vendedor callejero de los periódicos oficiales de Cuba.

La periodista de la emisora de radio local CMHW, Xiomara Rodríguez, también recuerda este acercamiento con la población en el 96 cuando Díaz-Canel atendió las llamadas de los ciudadanos ‘a micrófono abierto en vivo' por dos horas.

Además, durante su gestión floreció ‘El Menjunje', el primer centro cultural que presentó espectáculos de transexuales y trabajó con la comunidad gay, tomando en cuenta la historia de la isla con este sector de la población.

Fidel Castro asumió en 2010, en una entrevista con el diario mexicano La Jornada , la persecución contra los homosexuales tras el triunfo de la revolución.

‘Sí, fueron momentos de una gran injusticia, ¡una gran injusticia!, la haya hecho quien sea. Si la hicimos nosotros, nosotros', decía entonces el fallecido líder cubano.

Cuando el PCC lo trasladó a Holguín, a 700 kilómetros de la capital, su gestión no fue tan estelar como en Santa Clara.

Fue hasta el 2009 cuando ingresó por primera vez a un puesto del ámbito nacional, como ministro de Educación Superior y en 2012, se convirtió en el primer vicepresidente.

A partir de estos acensos hubo una transformación en su estilo, al ortodoxo por el cual se le conoce en la actualidad.

A pesar de ello, Harold Cárdenas, profesor de la Universidad de Matanzas y fundador del blog ‘La Joven Cuba', crítico de algunos aspectos de la isla, recuerda que Díaz-Canel tomó partido a su favor cuando los sectores ortodoxos del PCC bloquearon su sitio web por ‘hacerle el juego' a los enemigos de la revolución.

‘Diáz-Canel se sentó con los tres (creadores del blog) en una mesa y nos dijo, ‘¿qué necesitan para seguir haciendo La Joven Cuba?”, dijo Cárdenas en una entrevista con la agencia AP .

Para este profesor universitario la acción de Díaz-Canel demuestra que si bien dará continuidad al proceso iniciado en 1959, él introducirá cambios.

LA SOMBRA DE LOS CASTRO

‘La autoridad de Raúl o de Fidel no la va a heredar nadie', indica a la BBC Rafael Hernández, director de la revista cubana Temas.

Por su parte Rafael Rojas, intelectual cubano del Centro de Investigación y Docencia Económica en México, considera que el Buró Político mantendrá ‘el poder real' lo que le restaría fuerza a cualquier ‘ímpetu renovador'.

De momento hay expectativas sobre lo que pueda ocurrir con la reforma de la Carta Magna cubana de 1976.

Y es que en su discurso de despedida ante el Parlamento, Raúl anunció que en el primer periodo de sesiones de la nueva Asamblea —en julio— se propondrá la creación de una comisión de diputados para redactar el proyecto de reforma de la actual Constitución de la isla, una oportunidad para que Díaz-Canel introduzca reformas.

La lucha también se dará en el campo económico, el nuevo liderazgo debe hacer frente a la disminución del crecimiento del PIB registrado a partir de 2016.

De acuerdo a la Oficina Nacional de Estadística, el PIB de Cuba creció un 0.5% en 2016, muy por debajo del 4.4% registrado en 2015.

Esta caída se debe a la situación por la que atraviesa un importante socio comercial cubano: Venezuela, asegura Carmelo Mesa Lago, catedrático de la Universidad de Pittsburg.

‘(Díaz-Canel) siempre se enteraba de los problemas reales que tenía el pueblo. Y exigente también, si fuera blandengue no llegaba a donde está',

FERMÍN ROBERTO

CIUDADANO DE SANTA CLARA (CUBA)

DIPLOMACIA

Panamá felicita a Díaz-Canel

Tras su elección como presidente de Cuba, el gobierno de Panamá felicitó a Miguel Díaz-Canel y expresó su confianza en que ambos países ‘continuarán consolidando los fuertes lazos' bilaterales.

‘El Pueblo y Gobierno de la República de Panamá felicitan al Pueblo cubano por la escogencia de Miguel Díaz Canel como presidente de Cuba por la Asamblea Nacional de la isla, quien sucede al Presidente Raúl Castro, tras doce años al frente del país', indicó un comunicado de la Cancillería panameña.

La breve misiva añadió que ‘el Gobierno panameño augura' a Díaz-Canel ‘éxitos en su gestión y expresa su confianza de que se continuarán consolidando los fuertes lazos entre las dos hermanas naciones'.

El nuevo mandatario fue ratificado el jueves con el 99.83% de los votos de la Asamblea Nacional del Poder Popular, según los datos ofrecidos ante la cámara por la presidenta de la Comisión Electoral Nacional, Alina Balseiro.

Con esta candidatura, la renovación de la cúpula ejecutiva de Cuba ronda el 40 %, con un promedio de edad de 54 años.