La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

América

El Gobierno de Temer reafirma que no interfiere en las políticas de Petrobras

La paralización de los trabajadores petroleros, convocada por tres días y hasta el momento parcial, también es en "solidaridad" con los sindicatos de camioneros

Presidente de Brasil, Michel Temer.

El Gobierno brasileño reafirmó hoy su "compromiso" con la "salud financiera" de la estatal Petrobras y aseguró que no interferirá en la política de precios de la empresa, puesta en duda por una huelga de camioneros que paralizó al país.

"El Gobierno del presidente Michel Temer tiene un compromiso con la salud financiera de Petrobras, empresa que fue recuperada de la grave crisis de los últimos años con la gestión de Pedro Parente", su actual presidente, dice una nota oficial divulgada hoy.

El comunicado fue difundido poco después del inicio de una huelga de trabajadores petroleros que exigen el fin de la política de la empresa que establece los precios de los combustibles diariamente en función de las oscilaciones del mercado internacional de crudo, y que también demandan la destitución de Parente.

La paralización de los trabajadores petroleros, convocada por tres días y hasta el momento parcial, también es en "solidaridad" con los sindicatos de camioneros, que el pasado día 21 iniciaron un paro que causó un agudo desabastecimiento del que el país aún no se recupera.

La protesta de los camioneros fue desatada por las continuas y fuertes alzas del precio del diesel, que el Gobierno finalmente acordó reducir y congelar hasta fin de año, mediante subsidios que le costarán al Estado unos 9.500 millones de reales (2.570 millones de dólares).

Petrobras, por su parte, colaboró con esa reducción de precios con una bajada del 10% del valor que recibe por el diesel durante treinta días, lo cual puso en duda tanto la independencia de la empresa como su firmeza en la defensa de su política de precios.

Según el comunicado del Gobierno, las medidas anunciadas para poner fin al paro camionero, que aún se mantiene en unas pocas zonas del país, "preservarán, como se seguirá preservando, la política de precios de Petrobras".

La empresa petrolera comenzó a salir a fines del año pasado de una profunda crisis, provocada tanto por recurrentes turbulencias en el mercado internacional, como por los escándalos de corrupción que fueron descubiertos en su seno desde 2014.

El Gobierno ha atribuido la recuperación de la empresa a la gestión de Parente, quien esta semana divulgó una nota alertando sobre la "inconveniencia" de la huelga anunciada por los sindicatos petroleros y en defensa de la política de precios de la compañía.

"¿Cómo Petrobras y su fuerza de trabajo pueden ayudar a mejorar a Brasil en este momento? No creemos que sea con paralizaciones y con presiones para que reduzcamos nuestros precios", afirmó Parente.