La Estrella de Panamá
Panamá,25º

14 de Oct de 2019

América

Trump promete renovar sistema de misiles

El discurso de Trump estuvo cargado de una agresiva retórica sobre la importancia de reforzar la capacidad ofensiva

Donald Trump aseguró durante su discurso que EE.UU. tiene las ‘mejores armas del mundo'.

El presidente de Estados Unidos (EE.UU.), Donald Trump, prometió llevar el sistema de misiles del país ‘a una nueva era', ante la creciente amenaza de ‘adversarios potenciales', como Corea del Norte e Irán, que han ampliado sustancialmente sus capacidades.

‘Nuestro objetivo es simple: asegurar que podemos detectar y destruir cualquier misil lanzado contra EE.UU. desde cualquier sitio, en cualquier momento', dijo el mandatario en un discurso en el Pentágono, en Arlington (Virginia), a las afueras de Washington.

‘Y como bien saben, el mejor modo de mantener a EE.UU. seguro es hacerlo fuerte, y eso es lo que estamos haciendo', sostuvo.

El discurso de Trump estuvo cargado de una agresiva retórica sobre la importancia de reforzar la capacidad ofensiva, no solo la defensiva, pero ofreció pocos detalles específicos en materia de proyectos o volumen de dinero, aparte de 20 nuevos sistemas de interceptación de misiles en Alaska.

En este sentido, remarcó que EE.UU. tiene ‘las mejores armas del mundo' por lo que se encargará de que sus sistemas de defensa sigan ‘sin rival'.

También repitió su intención de crear unas fuerzas espaciales que complementen los sistemas de defensa.

En su discurso, curiosamente, el mandatario solo citó explícitamente a Irán como amenaza global, informa la agencia Efe .

No obstante, el reporte del Pentágono, divulgado a la par que el discurso de Trump, sí que se refiere ampliamente a otros países, con especial énfasis en Corea del Norte, China y Rusia.

INFORME

Un reporte del Pentágono ve como potenciales ‘adversarios' a Corea del Norte, China y Rusia.

A pesar de ello, Donald Trump, sólo se refirió explícitamente a Irán cuando anunciaba la reforma al sistema de misiles de Estados Unidos.

Para Trump también es importante no solo reforzar la capacidad defensiva, sino también la ofensiva.