La Estrella de Panamá
Panamá,25º

14 de Oct de 2019

América

Partido del expresidente Kuczynski cambia nombre y se declara leal a Vizcarra

El secretario general de Contigo, Salvador Heresi, señaló que el partido "quiere basar su acción política en los principios y valores de la fundación de la República"

Pedro Pablo Kuczynski.

Peruanos Por el Kambio (PPK), el partido del expresidente peruano Pedro Pablo Kuczynski, cambió este sábado su nombre a Contigo, y se declaró "leal" pero no oficialista al actual mandatario de Perú, Martín Vizcarra.

El cambio fue anunciado en redes sociales por el actual presidente del partido, el congresista Gilbert Violeta, tras la celebración de la asamblea nacional de esta fuerza política neoliberal.

En esa misma reunión se acordó que el congresista Juan Sheput encabece la comisión política del partido que llevó a la presidencia a Kuczynski en 2016 en una lista que tenía como vicepresidente a Martín Vizcarra, quien desde marzo de 2018 lo reemplazó en la jefatura del Estado.

Sheput aseguró a la emisora RPP Noticias que Contigo será un partido "leal" a Vizcarra a pesar de que el actual gobernante no es militante de la formación.

"No somos condicionales pero manifestamos que no somos un partido opositor, eso lo ha dicho nuestro propio presidente partidario y el secretario general. Somos políticos que somos conscientes de que tenemos que representar un voto", indicó Sheput.

El secretario general de Contigo, Salvador Heresi, señaló que el partido "quiere basar su acción política en los principios y valores de la fundación de la República".

"Valoramos la importancia de la Iglesia Católica y el cristianismo en la formación de nuestra personalidad histórica", señaló Heresi, quien fue ministro hasta que se vio obligado a dimitir por unas conversaciones telefónicas que se difundieron con el presunto líder de una gran trama de corrupción judicial.

Estos cambios en la formación de Kuczynski se producen pocos días después de que se filtrara un chat entre Sheput, Violeta y Heresi, junto a otros dirigentes del partido, donde se apreciaba la intención de un sector por atribuir a Vizcarra denuncias de presuntas irregularidades en la campaña electoral.

Esto provocó una serie de dimisiones dentro del grupo parlamentario del todavía llamado Peruanos Por el Kambio en señal de fidelidad a Vizcarra, como hicieron en los parlamentarios Alberto Oliva, Jorge Meléndez y Janet Sánchez.

Kuczynski fue reemplazado por Vizcarra a raíz de su dimisión, con la que evitó ser destituido por el Congreso ante las sospechas de presuntas irregularidades al descubrirse que una empresa suya hizo estudios para la constructora brasileña Odebrecht cuando todavía era ministro del expresidente Alejandro Toledo.

Antes de eso, Kuczynski perdió buena parte de su popularidad al indultar al expresidente Alberto Fujimori, una decisión que después fue revocada por la Justicia peruana al encontrar irregularidades en el proceso y tratarse de un preso de avanzada edad pero con una condena por delitos de lesa humanidad.

Ese indulto conmocionó a medio país, ya que Kuczynski se hizo con la Presidencia de Perú gracias al apoyo del antifujimorismo, que lo apoyó para evitar que Keiko Fujimori, hija y heredera política de Alberto Fujimori, ganase las elecciones presidenciales, lo que fue frustrado con un margen de apenas 41.000 votos.