Temas Especiales

04 de Dec de 2020

América

Policía irrumpe en embajada de Venezuela en Washington para detener a activistas

Los activistas estadounidenses repudiaron la decisión del Departamento de Estado al considerar que esta viola la normativa internacional

Policía irrumpe en embajada de Venezuela en Washington para detener a activistas
Los activistas se mantenían en la sede desde el 19 de marzo, en medio de escaramuzas por parte de seguidores de Guaidó, que impidieron la entrada de alimentos a los activistas, situación que se sumó al corte del suministro eléctrico y de agua potable por parte de las autoridades estadounidense.

Tras más de dos mes de disputas en la embajada de Venezuela en Washington, fuerzas de seguridad de Estados Unidos ingresaron este jueves a la sede diplomática para detener a los últimos cuatro activistas estadounidenses que se encontraban en la legación en respaldo del presidente venezolano Nicolás Maduro.

Según denunció Medea Benjamin, activista por la paz y cofundadora del grupo CodePink, la Policía entró a la embajada “ilegalmente” al incumplir la Convención de Viena, norma internacional que protege las representaciones diplomáticas y consagra la inviolabilidad de las mismas.

“El hecho de que el Departamento de Estado haya irrumpido en una misión diplomática protegida para arrestar a activistas por la paz tendrá repercusiones en todo el mundo. Esta es una violación extraordinaria de la Convención de Viena”, señaló Bejamin en su cuenta de Twitter, citando a la abogada del grupo Mara Verheyden Hilliard.

De acuerdo a un cable de Efe, los activistas fueron detenidos por agentes especiales del Servicio de Seguridad Diplomática del Departamento de Estado con la asistencia del Servicio Secreto de EEUU.

"Hemos ejecutado órdenes de detención federales contra las personas que estaban dentro de la embajada de Venezuela", dijo a Efe uno de los portavoces del Servicio Secreto, Mason Brayman.

Más tarde, un furgón y dos vehículos de la policía abandonaron el recinto, según pudo constatar la agencia española, con los activistas Margaret Flowers, Kevin Zeese, Adrienne Pine y David Paul detenidos.

Agrupados en la organización “Colectivos por la Paz”, conformado por los grupos Codepink y Popular Resistence, estos fueron invitados por Caracas a la embajada luego de que el presidente Donald Trump exigiera la salida de los diplomáticos sudamericanos, al tiempo que la Cancillería venezolana protestará tras la entrada sin autorización de designados por el líder opositor Juan Guaidó, a la oficina venezolana del Agregado Militar en Georgetown y al consultado de Venezuela en Nueva York.

En las inmediaciones del edificio, se han congregado numerosos seguidores de Guaidó, jefe de la Asamblea Nacional y autoproclamado “mandatario interino” del país, con pancartas, gorras y banderas de Venezuela.

Por su parte, Carlos Vecchio, designado por Guaidó para ocupar la embajada en la capital estadounidense, ofrecerá esta tarde una rueda de prensa enfrente de la legación para reaccionar a las detenciones de hoy y se espera que informe sobre los siguientes pasos que dará su equipo para controlar finalmente el edificio oficial.

Los activistas se mantenían en la sede desde el 19 de marzo en medio de escaramuzas y agresiones por parte de seguidores de Guaidó, que impidieron la entrada de alimentos a los activistas, situación que se sumó al corte del suministro eléctrico y de agua potable ordenado por las autoridades estadounidense.