Panamá,25º

13 de Dec de 2019

América

Parlamento de Nicaragua aprueba reforma para el suministro de hidrocarburos

La reforma establece que los contratos de suministro de derivados del petróleo que tengan los generadores de energía serán ahora asumidos por los proveedores localmente establecidos.

La reforma fue presentada por el presidente nicaragüense, Daniel Ortega, en momentos que el país centroamericano enfrenta tensiones y protestas contra el mandatario.

La Asamblea Nacional de Nicaragua, de mayoría oficialista, aprobó este miércoles una reforma a la Ley de Suministro de Hidrocarburos que permitirá a los generadores de energía térmica importar de forma libre combustibles derivados de los hidrocarburos.


La reforma fue presentada por el presidente nicaragüense, Daniel Ortega, con carácter urgente y aprobada de esa forma con los votos de los legisladores sandinistas que son mayoría absoluta en el Congreso.

Según la reforma, para garantizar la seguridad en el suministro de hidrocarburos en el país, todos los contratos de suministro de derivados del petróleo que tengan los generadores de energía serán ahora asumidos por los proveedores localmente establecidos.

El Gobierno explicó que hasta ahora el principal proveedor de los generadores térmicos es la empresa Puma Energy Bahamas S.A., a través de la refinería, la que -argumentó- ha dejado de producir combustible para generación de energía eléctrica desde febrero.

La razón, continuó el Ejecutivo, es que en esa fecha el Consejo de Ministros de Integración Económica (COMIECO) de América Central aprobó una resolución en la que ordenaba a Nicaragua consumir diésel de bajo contenido de azufre.

Con la reforma, el Gobierno faculta a la estatal Petróleos de Nicaragua (Petronic) a realizar las gestiones pertinentes y garantizar las reservas suficientes y permanentes de combustibles que permitan el funcionamiento adecuado del servicio de energía eléctrica, que depende en un 50 % de la energía térmica, así como el bombeo de agua potable y transporte.

La programación de importaciones será supervisada por el Instituto Nicaragüense de Energía (INE), ente regulador, en función de asegurar los niveles de inventarios y reservas nacionales, según la reforma.

Nicaragua pagó 996,1 millones de dólares por importaciones petroleras en 2018, un 12,7 % más que en 2018 (884,1 millones de dólares), según cifras oficiales.

Nicaragua compraba su crudo principalmente a Venezuela en el marco de un acuerdo petrolero, a través de la empresa mixta petrolera Alba de Nicaragua S.A. (Albanisa), que se encarga de suministrar combustible.

Albanisa está integrada por la estatal Petróleos de Venezuela S.A. (Pdvsa), filial de Pdvsa, y la estatal Petronic.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, es el principal aliado político y económico del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en Centroamérica, y lo fue de su predecesor, el fallecido Hugo Chávez.