Temas Especiales

13 de Jul de 2020

América

Juez declara inválido el nombramiento del jefe de la agencia migratoria de EEUU

El magistrado, Randolph Moss, afirmó que la designación de Ken Cuccinelli como jefe interino de USCIS en junio del año pasado violó la Ley Federal de Vacantes

Migración EEUU
Una joven migrante abraza a su mamá luego de ser deportada de Estados Unidos.Archivo | EFE

Un juez federal en Washington declaró este domingo inválido el nombramiento de Ken Cuccinelli como jefe interino del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de EEUU (USCIS), y ordenó dejar sin efecto una directriz que emitió para acelerar el escrutinio de los inmigrantes que buscan asilo.

El magistrado, Randolph Moss, afirmó que la designación de Cuccinelli como jefe interino de USCIS en junio del año pasado violó la Ley Federal de Vacantes en el Gobierno, y que, por tanto, ese funcionario no tenía autoridad para emitir dos de las directrices que impulsó poco después de ocupar el cargo.

La primera la emitió el pasado julio y reducía a un día -frente a las al menos 48 horas anteriores- el tiempo que tienen los indocumentados que cruzan la frontera y piden asilo para preparar con abogados sus entrevistas iniciales con funcionarios de EE.UU., en las que suelen alegar que tienen un "miedo creíble" de volver a su país.

La segunda directriz prohibía a los indocumentados pedir más tiempo para prepararse para esas entrevistas iniciales a no ser que se dieran "circunstancias extraordinarias".

Aunque Moss declaró inválidas esas dos órdenes, no llegó a tumbar todas las medidas que tomó Cucinelli desde que llegó a su cargo, y que incluyen la llamada política de la "carga pública", que permite rechazar los permisos de residencia o "green cards" a los inmigrantes que reciben beneficios públicos.

El juez argumentó que no tenía autoridad para implementar medidas más amplias y que tampoco veía pertinente ofrecer reparaciones a los indocumentados a los que pudieron perjudicar las dos directrices inválidas de Cuccinelli, porque "esas personas no forman parte de este caso".

El presidente de EEUU, Donald Trump, optó el año pasado por un truco poco ortodoxo para colocar al frente de USCIS a Cuccinelli, un ex fiscal general del estado de Virginia conocido por sus posturas extremas en materia de inmigración.

Nominarlo para el cargo no era una opción, porque eso requeriría la confirmación del Senado y Cuccinelli se ganó muchos enemigos en esa cámara cuando lideró un grupo de acción política destinado a sustituir a muchos senadores republicanos por otros aún más de derechas, incluido el actual líder del hemiciclo, Mitch McConnell.

Trump colocó inicialmente a Cuccinelli en USCIS mediante la creación de un cargo que no existía hasta entonces: el de "subdirector principal" de la agencia, y luego le nombró director interino cuando el jefe anterior de USCIS se retiró en junio.

Moss alegó que la creación de ese cargo no cumplía el estándar legal necesario establecido en la ley federal, que indica que si se eleva a una persona al cargo de jefe interino, esa persona tiene que haber ejercido como "primer asistente" del anterior director.

Ni el Departamento de Seguridad Nacional ni la Casa Blanca respondieron a solicitudes de reacción a la decisión judicial.