Temas Especiales

13 de Jul de 2020

América

Tasa de ocupación informal sube en Chile a 29,6% después del estallido social

La tasa de ocupación informal masculina fue 28,6 % y la femenina, 30,9 %

b9286d6dd017221365de079b9bb0cd0f1555244fw
Las movilizaciones en Chile comenzaron el 18 de octubre del año pasado en reclamo de un modelo económico más justo y dejaron episodios de violencia extrema con saqueos e incendios y hasta ahora al menos 30 muertos.Alberto Peña | EFE

La tasa de ocupación informal subió en Chile hasta el 29,6 % en el trimestre que va de noviembre de 2019 a enero de 2020 -los tres meses posteriores al estallido social- lo que supone un aumento de 1,7 puntos porcentuales en doce meses, informó este martes el Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

La tasa de ocupación informal masculina fue 28,6 % y la femenina, 30,9 %.

En el mismo período, los ocupados informales aumentaron 8,1 %, equivalente a 201.899 personas, incididos tanto por los hombres (7,9 %) como por las mujeres (8,4 %).

Según sector económico, el incremento se debió, principalmente, a comercio (5,6%) e industria manufacturera (13,5%).

Según categoría ocupacional, el alza de los ocupados informales fue impulsada por los asalariados privados (18,7 %) y por trabajadores por cuenta propia (2,2 %), en tanto que por sector económico influyó comercio (5,6 %) e industria manufacturera (13,5 %).

Este resultado está directamente relacionado con el aumento que el desempleo experimento en Chile en ese mismo periodo, en el que subió hasta el 7,4 %, lo que supone su mayor cifra en nueve años.

EL EMPLEO INFORMAL ABSORBE EL DESEMPLEO DE LA CRISIS SOCIAL

"Indudablemente esto se debe a la crisis social", afirmó a Efe Felipe Balmaceda, profesor de Economía de la Universidad Diego Portales.

"Muchos de estos empleados informales probablemente trabajaban en empleos formales pequeños y muchos de esos negocios han sufrido saqueos o robos, o han tenido que cerrar o disminuir su tamaño por no tener clientes y eso significa despidos y como la situación económica es mala a la gente no le queda otra que el trabajo informal", explicó el experto.

Parte de este empleo informal es mantenido por empresas que no pagan impuestos por sus empleados o por negocios informales que no están dados de alta legalmente, lo que supone "una competencia desleal con el sector formal pequeño que paga impuestos y tiene contabilidad" lo cual es perjudicial porque "desalienta la formalidad en los negocios", comentó Balmaceda.

Para el experto, esta situación informal ya está haciendo mella en la economía, ya en su opinión pese a que la actividad económica chilena creció un 1,5 %, lo que supone medio punto más de lo que esperaba el mercado en este contexto social, sin el fenómeno de las protestas hubiese crecido más.

"Esto está incidiendo y va a incidir mucho más porque la capacidad del sector informal de absorber mano de obra también se va a detener en algún momento y eso va a llevar al desempleo", concluyó Balmaceda.

La crisis social chilena, que ya se ha cobrado la vida de alrededor de una treintena de personas, estalló el pasado 18 de octubre con multitudinarias manifestaciones en reclamo de una mayor redistribución de la riqueza y servicios básicos gratuitos.

En paralelo, se han dado episodios de violencia con saqueos, incendios y destrucción de comercios, entidades bancarias, estaciones de transporte y mobiliario público, y sobre las fuerzas de seguridad recaen centenares de denuncias por la presunta comisión de violaciones de derechos humanos.

Las protestas han causando graves impactos en el comercio y en el turismo, hasta el punto de que el Fondo Monetario Internacional (FMI) recortó de manera drástica las previsiones económicas de Chile al 0,9 % para 2020 y 2,7 % para el próximo, por las "tensiones sociales" y la "incertidumbre" sobre las respuestas políticas.