Temas Especiales

03 de Jul de 2020

América

Lanzan campaña para defender la democracia en Brasil

El movimiento denuncia los ataque permanente a las instituciones, a la prensa, así como la descoordinación del Gobierno en el combate de la pandemia

Jair Bolsonaro (c), presidente de Brasil.
Desde hace semanas grupos de simpatizantes del presidente de Brasil exigir el cierre del Congreso y la Corte Suprema mediante una intervención militar que mantenga al mandatario en el poder. EFE

Más de 60 organizaciones y movimientos sociales de Brasil lanzaron este lunes una campaña en defensa de la democracia, "amenazada" por lo que consideran ataque "permanente" a las instituciones, y contra la "descoordinación" del Gobierno de Jair Bolsonaro en el combate a la pandemia de coronavirus.

"La acción es una respuesta a la situación que enfrenta el país, que exige la unión de todos en defensa de la democracia", afirmaron las entidades en un manifiesto.

Entre las signatarias figuran la Orden de Abogados de Brasil (OAB), Oxfam, el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), la Articulación de Pueblos Indígenas de Brasil (APIB) y las principales centrales sindicales del país.

Según denuncian, la democracia brasileña está "amenazada por el ataque permanente e inconcebible a las instituciones, a la prensa" y "a los derechos de los ciudadanos consagrados en la Constitución".

Desde hace semanas grupos de simpatizantes del presidente de Brasil, el ultraderechista Jair Bolsonaro, se han manifestado en Brasilia para exigir el "cierre" del Congreso y la Corte Suprema mediante una "intervención militar" que mantenga al mandatario en el poder.

A esos actos, calificados de "antidemocráticos" por la Fiscalía, ha asistido en varias ocasiones el propio Bolsonaro, quien mantiene un pulso con los poderes Legislativo y Judiciario, los cuales han suspendido o matizado algunas de sus más polémicas medidas, como la liberación de armas a la población civil.

El Supremo investiga además a los promotores de esas protestas, que también son sospechosos de diseminar noticias falsas y amenazas contra los jueces del alto tribunal.

Algunos de los investigados, miembros de un grupo extremista llamado "300 por Brasil", llegaron a ser detenidos y ahora están bajo libertad vigilada.

Ese colectivo impactó al país con una "marcha de antorchas" que emulaba las que realizan los supremacistas estadounidenses y luego simuló un "bombardeo" con fuegos artificiales contra la sede del Supremo.

Según un sondeo del Instituto Datafolha divulgado hoy, la mayoría de los brasileños considera un riesgo para la democracia la diseminación de 'fake news' (81 %) y las manifestaciones de ultras 'bolsonaristas' (68 %) contra el Supremo y el Parlamento.

Por otro lado, las organizaciones sociales destacaron en el manifiesto que la vida también "está amenazada" por la "descoordinación" del Gobierno de Bolsonaro en el combate a la pandemia, que ya deja en Brasil 57,622 muertes y 1,034 millones de contagios.

La emergencia por el coronavirus, denuncian, agrava la ya "crítica situación sanitaria y económica" del país, "implicando más sufrimiento a los trabajadores, poblaciones vulnerables" y a los micro y pequeños empresarios.

El lanzamiento de la campaña incluirá proyecciones en puntos icónicos de algunas de las capitales regionales de Brasil.

También han organizado diversas actividades, como conferencias, acciones culturales y manifestaciones virtuales, para los días 4 y 5 de julio.