Temas Especiales

08 de May de 2021

América

Crisis en EEUU: disparos, odio y muertes en el Capitolio

La turba convocada por Donald Trump en rechazo al triunfo de Joe Biden como nuevo presidente de EEUU, terminó con cuatro muertes y 52 detenciones

Capitolio
El Capitolio de los Estados Unidos.EFE

Cuatro muertes, disparos, destrozos en el hemiciclo del Senado y consignas como "Asesinen a la prensa". Así terminó este miércoles después de las protestas de los simpatizantes de Donald Trump que asaltaron a tiros el Capitolio de Washington, D.C., en los Estados Unidos, a dos semanas de que acabe su período presidencial. 

Rompieron ventanas y puertas, vandalizaron escritorios de congresistas y gritaban "¡Trump ganó estas elecciones!". En la escena estaba la bandera confederada — "adoptada por grupos racistas y violentos", según la Marina de EEUU— y pancartas de "Trump 2020" con gorras firmadas por el "Make America Great Again". La agitada multitud parecía responder al pulso de una frase que soltaría Trump horas antes: "Nunca concederé la victoria, vamos a detener este robo".

Con la reunión en el Senado para ratificar el triunfo de Biden en suspenso, el descontrol de los MAGA era tal que la alcaldesa de Washington, Muriel Browser, tuvo que decretar un toque de queda desde las 6:00 p.m. hasta las 6:00 a.m. de este jueves. El pleno de la Cámara Baja estadounidense fue evacuado al igual que el vicepresidente, Mike Pence, quien presidía la sesión. La primera manifestante murió luego de un impacto de bala. Otras tres personas fallecieron durante emergencias médicas. Pero mientras el asalto ocurría en el Capitolio, no se dio ni una sola detención por parte de la policía.

Pandemia

Panamá supera los 5 mil contagios por covid-19 en un día; fallecen 45 personas más a causa de la pandemia

Lee más
Simpatizantes de Trump asaltan el Congreso de los EEUU

Panamá confía en que prevalezcan la democracia e institucionalidad en EEUU

Lee más

"Quiero ser muy claro, las escenas de caos en el Capitolio no reflejan la verdadera esencia de EEUU. No representan lo que somos. Lo que estamos viendo es un pequeño número de extremistas dedicados al caos. Esto no es disensión, esto es desorden, es caos", dijo el electo presidente, Joe Biden, en un discurso posterior a la toma del Capitolio.

Trump, por su parte, pidió a sus seguidores que se calmen: "Nos han robado las elecciones. Y sé cómo se sienten. Pero tienen que ir a casa. Somos el partido de la ley y el orden y no tenemos que hacer nada que les beneficie. Sean pacíficos. Son tiempos muy difíciles. No caigamos en trampas. Vayan a casa, nosotros los queremos, ustedes son muy especiales".

Mientras sus seguidores asaltaban el Capitolio, además, Trump culpó a su vicepresidente, Mike Pence, del caos en Washington, D.C. por no haberse arrogado poderes que le otorga la Constitución para revocar su derrota electoral.

"Mike Pence no tuvo la valentía de hacer lo que debería haber hecho para proteger a nuestro país y a nuestra Constitución (...). ¡Estados Unidos exige la verdad!", escribió Trump en uno de sus tuits mientras sus seguidores entraban a la fuerza en el Capitolio.

Unas horas después Twitter congeló la cuenta de Trump por asegurar que las elecciones "fueron fraudulentas" y Facebook lo bloqueó por 24 horas.

Antes de que llegaran los manifestantes algunos legisladores republicanos adelantaron que se opondrían a la certificación de los resultados del pasado 3 de noviembre, por lo menos en una docena de estados hay denuncias de supuesto fraude e irregularidades en el proceso electoral. Luego del ataque al Capitolio, algunos senadores republicanos cambiaron de parecer. 

En un tuit, la Organización de Estados Americanos se pronunció rechazando los incidentes y los calificó como un "ataque" al "funcionamiento democrático" de los EEUU, aunque sin mencionar al presidente Trump. 

"Las escenas de violencia en el Capitolio no representan lo que somos. Lo que estamos viendo es un pequeño número de extremistas dedicados al caos... Yo le pido a esta turba que se repliegue y que permita que continúe el trabajo de la democracia", pronunció Biden.

"Le pido al presidente Donald Trump, que hable en televisión nacional, y que exija el fin de este Estado de sitio: asaltar el Capitolio, destruir ventanas, ocupar oficinas, entrar a la sala del Senado, revolver los escritorios, amenazando la seguridad de funcionarios, esto no es una protesta es una insurrección, y el mundo nos está mirando", añadió el presidente electo.

Cerca de las 6:00 p.m. la cadena NBC confirmó la muerte de una mujer que había sido herida de bala en el tiroteo durante la violenta ocupación del congreso. 

Los partidarios de Trump gritaban "traidores" a los republicanos que respaldaron la certificación de Biden como presidente, mientras la policía disparaba bombas de gas para disipar a las multitudes en Washington. 

Las redes sociales estallaron después de los incidentes. Cientos de usuarios compartieron imágenes de cómo el Capitolio estaba cercado de guardias cuando el movimiento "Black Lives Matter" marchó en la capital, pero no aparecieron durante la marcha pro-Trump.

Durante la jornada el candidato demócrata Jon Ossoff se alzó con la victoria en la segunda vuelta de las elecciones de Georgia al Senado de EEUU, con lo que el partido de Biden tendrá el control de la Cámara Alta.

Pasadas las 8:00 p.m., el Senado retomó el conteo de los votos del colegio electoral con el fin de certificar de una vez la victoria de Biden en las elecciones de 2020. La sesión, que es usualmente "simbólica", continuó encabezada por el vicepresidente Pence, quien lanzó duras críticas a los trumpistas que asaltaron el Capitolio.

Ya avanzada la noche, la canciller de Panamá, Erika Mouynes, lamentó los destrozos en Washington, D.C, mientras que el secretario general de la ONU, António Guterres, se declaró "entristecido" por los actos.

"En estas circunstancias, es importante que los líderes políticos subrayen a sus seguidores la necesidad de evitar la violencia, así como de respetar los procesos democráticos y el estado de derecho", señaló Guterres.

Muy cerca de la medianoche, se confirmó la muerte de cuatro personas durante los disturbios en el Capitolio y el arresto de 52 personas. La información fue validada por el jefe del Departamento de Policía Metropolitana, Robert J. Contee.